www.bestiario.com/ojo/d.php?id=17

ASESINOS. Caminaba al lado de un asesino. Dos amigos que dan un paseo después de cenar.

Era un hombre odiado por algunos y despreciado por todos los demás; pero alguien a quién yo debía la lealtad de una amistad antigua.

Notaba su aliento, su calor y todo lo inmediato de su cercanía biológica. Me sentía un poco traidor al no poder dejar de pensar en el asesino a pesar del amigo. Entonces supe que yo era tan culpable de sus crímenes como él mismo.

Aquella noche fuimos a despertar a un tercer amigo que compartiera nuestra pesada carga.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 10 de enero de 2005, a las 20 horas y 19 minutos


[1] Nocturnos. ¡Qué sería de los asesinos, sin la luna, las estrellas y los perros aullando...!
Comentado por manirroto | 11/1/2005 00:39
[2] Todos los de Toño. Querido Toño, me han encantado todos tus relatos. Aprovecho esta estupenda ocasión para mandarte un abrazo, después de tanto tiempo.
Comentado por Miguel Munárriz | 12/1/2005 17:50






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres