www.bestiario.com/mantenido/d.php?id=144

EL VIRUS MUTANTE. El virus mutante acecha. El virus mutante, aunque aún no ha mutado, ya nos ha contagiado de curiosidad. De repente, hablamos de la gripe aviar casi con tanta soltura como un epidemiólogo. (Para que luego digan que los medios de comunicación no instruyen; por ejemplo, de un tiempo a esta parte también charlamos de mecánica como si lleváramos toda la temporada llenándole el depósito a Fernando Alonso.)

Ahora sabemos que el virus mutante vendrá de Asia, como hizo allá por 1918 la terrorífica y mal llamada «gripe española», que diezmó a nuestros bisabuelos y tatarabuelos y se cobró más de 50 millones de vidas, y como las otras dos pandemias similares, pero menos virulentas, que surgieron el siglo pasado: la de 1957, que acabó con 70.000 personas, y la de 1968, que fulminó a 47.000.

También sabemos que desde hace un par de años un nuevo brote de gripe aviar, el virus H5N1, está infectando a millones de aves asiáticas y que, hace unos días, se han detectado los primeros casos en Europa (en Rumanía, Turquía, Grecia y Rusia).

Y, sobre todo, no ignoramos que la Organización Mundial de la Salud predice que más temprano que tarde el H5N1 mutará. Es decir, no saltará de vez en cuando de aves a hombres, como en los pocos casos registrados hasta ahora (pocos, si nos parecen pocos unos 140 infectados, de los cuales han fallecido sesenta individuos, entre Indonesia, Vietnam, Tailandia y Camboya), sino que se adaptará para ser transmisible de humano a humano.

Entonces, y sólo entonces, la gripe aviar será tan contagiosa, y peligrosa. Entonces, y sólo entonces, nadie podrá impedir que cruce fronteras, con o sin pasaporte, y que viaje por tierra, mar y aire, de estornudo en estornudo. Entonces, y sólo entonces, fabricarán la vacuna adecuada (según el Ministerio de Sanidad, los millones de tratamientos antivirales que están comprando todos los gobiernos “podrían frenar la enfermedad una vez contraída”: podrían, quizá puedan o tal vez no).

Entonces, como hasta ahora, como siempre, podremos continuar asando pollos (la gripe aviar no se transmite al comer aves). Y entonces, como hasta ahora, la gripe vulgar continuará matando cada año en el mundo alrededor de un millón de personas, mientras pasa desapercibida.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 24 de octubre de 2005, a las 12 horas y 08 minutos








Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  

· Enlaces
· GO!
· J.
· Kirai
· Mañas
· Orsai





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres