www.bestiario.com/mantenido/d.php?id=151

LA CHISPA. Lo de Francia parece un libro de Saramago. El principio de una novela. El detonante. Una chispa desconcertante.

En «Ensayo sobre la lucidez», a la mayoría de los ciudadanos de una capital les da por votar en blanco. En «La balsa de piedra», una grieta separa la Península Ibérica de Europa. En «Las intermitencias de la muerte», en fin, la última narración del Nobel portugués, recién llegada a las librerías, la dama de la guadaña se toma un respiro. La obra arranca así: «Al día siguiente no murió nadie».

No sé, no me hubiera extrañado que un libro suyo comenzara más o menos con estas palabras: «La noche siguiente ardió un coche».

Tampoco me habría sorprendido que luego ardieran más y más coches, miles de coches, en una ciudad tras otra, que un ministro tragicómico no se cansara de meter la pata, que se impusiera el toque de queda. Ni que mientras tanto entraran en escena los intelectuales, con pajas mentales como éstas: «Es un proceso inédito: un grupo en fusión, casi en sentido sartreano. Y es un grupo en fusión de nuevo estilo, con teléfonos móviles, intercambio de SMS, unidades móviles…» (Bernard-Henri Lévy, filósofo). «¿Han sido estos ataques sistemáticos, planificados y coordinados o espontáneos? No está claro en absoluto» (Walter Laqueur, analista). «Los jóvenes no quieren cambiar las cosas, sino romperlas» (Alain Touraine, sociólogo). «No hay vándalo feliz. El que lo hace es porque está jodido, aunque con ello no quiero justificarlo, sólo tomo nota de ello, o sea, que hay motivos para el descontento» (Bertrand Tavernier, cineasta).

No quedaría mal que la novela incluyera la crónica de una cumbre política internacional. El primer capítulo podría concluir, quizá, con alguna frase demagógica. Por ejemplo, una como ésta de un presidente de Gobierno: «Ante todo, tolerancia cero con la violencia».

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 14 de noviembre de 2005, a las 11 horas y 10 minutos


[1] Ja, ja, ja... tienes razón: Saramago total... lo malo es que sus pesadillas kafkianas se están haciendo reales... ¿Te acuerdas lo del Katrina? La gente esa que se quedó atrapada en un estadio... violaciones, el q tenía un arma era el jefe..."Ensayo sobre la ceguera" ¿no?
Muchas gracias por tus amistosas palabras. Te sigo.
Comentado por ezcritor | 16/11/2005 04:18 | www.micabeza.com
[2] En el fondo Saramago, al igual que tú, es un escritor realista. Al crítico frustrado que aún pulula por mi cabeza –la mía, no tu "mi cabeza"– le han entrado ganas de lanzarse a compararte con el Nobel –sin coñas ni malos rollos–, pero por fortuna le he aconsejado que siga en el limbo, que hoy ando espeso y sin chispa –bueno, como casi siempre–. Eso sí, a pesar de que digan que las comparaciones son odiosas, a menudo son divertidas...
Comentado por el mantenido | 16/11/2005 18:47






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  

· Enlaces
· GO!
· J.
· Kirai
· Mañas
· Orsai





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres