www.bestiario.com/mantenido/d.php?id=157

HOGAR. Vuelvo a casa a las diez de la noche. Salí a las ocho de la mañana. Mi niño, dos años y cuatro meses, me recibe con un inolvidable «te quiero mucho, papá».

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el jueves, 24 de noviembre de 2005, a las 23 horas y 48 minutos


[1] Los. nenes son unos chantajistas redomados.No te fíes de ellos.Son el enemigo
Comentado por el ojo | 25/11/2005 19:06
[2] Ciertas cosas sólo se ven con dos ojos!
Comentado por Brother | 26/11/2005 17:21
[3] A eso le llamo yo "un regalo", a algo genial y espontaneo.
Comentado por Guindilla | 28/11/2005 00:35
[4] Estoy contigo ojo. Primero te dicen que te quieren mucho, y después a cambiarles las cagadas. ¡Vaya regalo!
Comentado por Leo | 28/11/2005 18:15
[5] relamente ves un problema "cambiar una cagada" a cambio de un "te quiero papá"??
mas quisiera yo encontrar una cagada para que me digan "te quiero"...
Comentado por JuLié | 30/11/2005 21:03






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  

· Enlaces
· GO!
· J.
· Kirai
· Mañas
· Orsai





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres