www.bestiario.com/mantenido/d.php?id=163

A LA CARA. Embisto, luego existo. Para sobrevivir en algunos concursos televisivos hay que empitonar como un miura. No viene mal lucir una figura que bien podría haber aparecido en «Freaks, la parada de los monstruos», o digna de un certamen de belleza, ni tampoco resta puntos ser ingenioso, lelo, patético o ególatra; pero, sobre todo, conviene ser descarado y grosero. Hay que hablar a palabrazos. Aunque, eso sí, siempre a la cara.

Pongamos un caso práctico. X puede reprocharle a Y que se haya inyectado un quintal de silicona, que el único libro que haya abierto en su vida sea la guía telefónica o que se haya liado con Z mientras le juraba amor eterno a H. O que jamás lave un plato, da igual. Entonces Y puede responder con una andanada semejante y largar que X también ha seducido a Z, que tiene celulitis o que no sabe hacer la o con un canuto, o que X se pasa el día lavando platos para dárselas de currante. También pueden lanzarse todos los insultos que aparecen en el diccionario de la Real Academia y los de propia invención… pero siempre y cuando sea de frente.

La norma no escrita es que todo vale, pero si se dice cara a cara. Los concursantes suelen estar muy orgullosos de no hablar de sus enemigos cuando no los tienen delante, pero casi siempre les achacan ese defecto a sus adversarios. Una frase habitual (aunque no tanto como la exclamación «¡Qué fuerte!», que sirve para cualquier cosa) es: «Lo que tengas que decirme, ¡dímelo a la cara!».

Entre tanta polémica estéril, entre tantas discusiones zafias y cutres, mientras estos boxeadores televisivos tan necesitados de fama se despellejan, quizá podamos pensar qué ocurriría si a nosotros nos pareciera mucho más importante ir de sinceros por la vida que ser respetuosos. Si no supiéramos que, sobre todo, importa no ofender a las primeras de cambio, más que decir las cosas a la cara, a la espalda o de perfil. Porque nosotros no somos como ellos, ¿no?

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 12 de diciembre de 2005, a las 22 horas y 57 minutos


[1] IMPRESIONANTE. Elige una letra.
Te mereces un asiento en la Real Academia.
Comentado por Guindilla | 15/12/2005 01:03






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  

· Enlaces
· GO!
· J.
· Kirai
· Mañas
· Orsai





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres