www.bestiario.com/mantenido/d.php?id=233

¿BALANCE?. Además de poder colgar textos y fotos, los blogueros de Bestiario pueden moderar la sección de comentarios de sus bitácoras. Es decir, pueden usar el gestor de contenidos para editarlos o borrarlos. Y, de igual modo que nadie se ocupa de controlar los contenidos que se cuelgan, nadie supervisa de qué manera se moderan los comentarios. Esto permite que cualquier bloguero puede quitar comentarios spam, por ejemplo, y otros comentarios que según su opinión deben ser eliminados. Al montar esta web, podríamos haber eliminado esa opción del gestor de contenidos para que sólo TresTristesTigres pudiera borrar comentarios, pero la verdad es que desde el primer día los blogueros de Bestiario han tenido libertad para moderar los comentarios a su antojo.

Después de que Pedro de Miguel, autor de Letras enredadas, haya borrado en un texto sobre el aborto un comentario de Manuel Rodríguez, diseñador de su blog y de todo Bestiario (además de socio de TresTristesTigres, con David Gil y conmigo), se ha abierto un debate que puede terminar, o no, con la situación actual.

Manuel, en un mensaje a los blogueros de Bestiario que ha divulgado Toño Benavides en El ojo en la nuca y que repito a continuación, dice estar sorprendido y desilusionado:
«Hola a todos:

Os escribo para comentaros que no doy crédito a lo que me ha pasado esta tarde. He entrado en el blog que escribe Pedro de Miguel, Letras enredadas. El post de hoy habla del aborto. En él se recogen cifras y se hace una valoración personal sobre el asunto. Hasta ahí, todo bien. Leo los comentarios, donde aparecen palabras como "exterminio" y "desgobierno". Perfecto.

Y yo dejo el siguiente comentario: "Título: Lógico. Texto: Por eso los curas follan entre ellos, para no tener que pasar por el quirófano". Pasados diez minutos, para mi sorpresa, el comentario ha sido borrado.

Siempre he respetado todo tipo de opiniones en Bestiario, aunque no haya estado de acuerdo. Es más, creo que una de las cosas buenas que tiene este portal es que da cabida a todo tipo de contenidos (sexo, cine, música, libros) y personas.

Además es un proyecto que se ha creado con mucho esfuerzo e ilusión, que cuesta dinero (por dominios, servidores, etc) y en el que la única recompensa es poder leer a gente de la talla de Montero, Pedro de Miguel o Toño, por poner un ejemplo, y los comentarios que sus textos generan. Estoy muy desilusionado con lo que ha ocurrido hoy. Sólo quería compartirlo con vosotros».

En ese mismo post, Toño añadía:
«No juzguéis si no queréis ser juzgados pero opinad que aquí no censuramos a nadie».

En Mi vida como un chino, Matías Bruñulf, se ha preguntado:
«¿Cuándo un comentario es ofensivo? ¿Cuándo me ofende a mí? ¿O a mi raza? ¿O a mi ideología? ¿O a mi prima (tengo una que se parecía a Zuleiko cuando tenía quince años, pegó el estirón y se le quedaron igual los ojos, pero sigue estando fetén, la hijaputa)? ¿O a mi aldea? ¿O a mi credo? Creo que sí. A Pedro le han dado por ahí».

Bruñulf también comentaba:
«Yo también me enredo mucho, pero sólo he borrado, hasta ahora, un comentario: era insultante, no tenía sentido, se veía que su perpetrador no había leído ningún texto (intuyo que no sabía leer) y, por último, era un cretino. Podría decir sinceramente que los lectores de Mi vida como un chino son encantadores. Y educados. Comunicarme con ellos, con ustedes, ha sido un placer y toda una experiencia. El respeto siempre ha sido norma (no escrita) y, cuando no ha sido así, me he jodido y bailado».

También han opinado sobre lo ocurrido Daniel Cano, autor de La cuarta fotocopia, y Montero Glez, que escribe La trinchera cósmica. Daniel ha colgado este comentario en el blog de Pedro:
[8] Yo. Aparte de a favor del aborto, estoy a favor de la eutanasia, de la legalización de las drogas al estilo holandés, del derecho a la autodeterminación (creo que también es un derecho recogido como fundamental por las Naciones Unidas, pero no me hagan mucho caso), y de alguna cosa más que se me olvida, como a favor de que cada cual pueda expresar su opinión como la sienta, y también en contra de bastantes cosas, pero mejor no sigo por ahí.

Estoy a favor de sitios como Bestiario, un lugar que da voz con un marco de mucha calidad a gente tan dispar como Toño Benavides, dibujante y escritor tan magnífico como surrealista, Montero, no-compañero de Durruti por una no-coincidencia temporal, como Pedro de Miguel, aquí presente y al que todos conocerán y valorarán (yo lo hago, prueba de ellos son mis comentarios frecuentes), o como yo mismo.

Todo esto iba porque yo soy oyente de la SER por las noches, y de Onda Cero por las mañanas, y como oyente de la ser que soy me he sentido ofendido directamente en muchas ocasiones por comentarios escritos en estas páginas. Podríamos llamarlos "comentarios ofensivos", o incluso "comentarios susceptibles de ser borrados".

Pido que los respeten, estamos mejor todos juntos.

Para no alargar esto más aún, copio aquí el principio y el final del texto de Montero:
Censura en la red. Los bien-pensantes y los bien-comidos leen esta bitácora tan chachi que se han montado los de bestiario. Me alegro. Lo que no me alegra tanto es que se metan en las tripas y censuren los comentarios de la gente libre.

La cosa ocurrió el viernes pasado, en el blog que escribe mi vecino, Pedro de Miguel, un tipo que gasta txapela y los mismos aires de Baroja cuando se pone a darle a la tecla. Sólo pasarse por su blog, Letras enredadas, y saber a lo que me refiero. Pero a lo que vamos, que el viernes, en su diario, hacía una valoración personal sobre el asunto del aborto. Hasta ahí, todo bien. Pero una vez que se hacen los comentarios, en uno de ellos y cuyo texto venía a decir que los curas follan entre ellos para no tener que pasar por el quirófano, pasados unos minutos, el comentario había sido borrado.

(…) Pero a lo que iba, que hay temas intocables y uno de ellos es la puta religión. Y si no que se lo pregunten al autor de Los versos satánicos.

A los anarquistas se les acusa de haber quemado iglesias.Por una puta vez en la Historia de este país que se mete fuego a los que levantaron hogueras en nombre de Dios y prendieron a los herejes, por una puta vez que la Historia dio la vuelta, tampoco es para quejarse.

Y Pedro, en respuesta al mail de Manuel, le ha contestado lo siguiente:
«Estimado Manuel:

Siento el "pollo" que se ha montado con el asunto de la censura de tu comentario en mi blog. No sabía que eras tú, hasta que Leandro me contó la historia. Si lo hubiera sabido, ten por seguro que te habría preguntado primero, exponiéndote las razones por las que me parecía conveniente borrarlo. A partir de ahora actuaré así, en el improbable caso de que se repita la situación. Es obvio que tengo que estar agradecido a que personas como tú hayan hecho posible Bestiario.

En cuanto a la "censura", la utilicé porque el mismo sistema de Bestiario admite esa posibilidad, al permitir borrar comentarios que parezcan no procedentes al dueño del blog. Así se me explicó cuando comencé en Bestiario. Si estoy equivocado, aceptaré con gusto ese cambio de criterio y me iré tranquilamente. No pasa nada. Lo último que querría es molestar a alguien.

Así que disculpa. Y un saludo,
Pedro de Miguel».

Como bloguero de Bestiario y miembro de TresTristesTigres, me gustaría ofrecer una solución que contentara a todos, pero me parece díficil de encontrar. Podríamos decidir que Bestiario sea un sitio donde no se pueda censurar ningún comentario, pero esa opción no parece realista, ya que a menudo es preciso eliminar comentarios publicitarios o spam, sin contar con aquellos que puedan ser ofensivos o delictivos. Puesto que alguien debe ejercer esa función, ¿los blogueros deben continuar teniendo libertad para borrar y editar comentarios, o debería pasar a ocuparse TresTristesTigres de ese cometido? Aunque lamento y no me gusta lo que ha ocurrido, creo que debemos seguir como hasta ahora. De todas maneras, se aceptan sugerencias. Y opiniones.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el martes, 1 de agosto de 2006, a las 13 horas y 37 minutos


[1] dificil.... porque la moderacion implica emitir un juicio y es posible que genere discidencias.

Si lo pensamos un poco: por que se ha generado la polemica?
porque el sensurado era uno de "los duenios del fulbo"...Si hubiera sido uno cualquiera no pasaba nada, por mas que toda la comunidad felina opinara igual que el sensurado, nadie siquiera iba a percibir que habia habido un sensurado.

Ademas si se restringe la libertad del blogero para moderar su propio blog, es mas o menos equivalente a sensurarlo.

Asi que pienso que dentro de todo el kilombo que ya se ha armado, no deberian darle mayor importancia.

pienso yo...
Comentado por martin_fierro | 01/8/2006 19:55
[2] "...y comieron perdices". Desde la Casa de la Pradera, no me había embargado la emoción de esta manera. ¡Cómo se nota cuándo la gente es leída!
Se piden disculpas por doquier: “de haber sabido que eras tú, te habría preguntado”, y se buscan soluciones intermedias que contenten a todos; no sé, me recuerda a la típica violación en la que el “presunto agresor” comenta a su víctima: ¡pero mujeeer! ¿cómo no me dijiste que eras virgen?
Pues eso, lo dicho, que da gusto observar (desde la distancia) a gente tan encantadora. Me voy al baño a vomitar. ¡Dios!, ¿estaré embarazada?
Comentado por Hipatya | 02/8/2006 00:25
[3] Esa palabra, libertad. Mantenido, tu sobrenombre apesta, tu reflexiones hacen vomitar.
Comentado por mario | 02/8/2006 00:34
[4] la disculpa perfecta para esta ocasion seria. "Disculpame, si hubieras opinado lo mismo que yo no te borraba el comentario."

en serio:
que nos vamos a rasgar las vestiduras si una persona ejerce el derecho que le han dado de borrar un comentario?

saludos
JP
Comentado por martin_fierro | 02/8/2006 01:02
[5] la jueza. Conocéis el tema de ese chico de un instituto de Madrid que ha sido condenado (a una multa) por un comentario anónimo de su blog?
El chico utilizaba su blog para criticar las deficiencias del instituto y ciertas prácticas de profesores. Entonces un anónimo dejo un commen insultando al profesor y amenazando al más puro estilo troll de que moriría atropellado (o algo así). El bloguero no borro el comentario, el profesor tampoco lo solicito pero ni corto ni perezoso hizo una denuncia que ha ganado.
El blog del chico se ha hecho efímeramente famoso y ha pasado de 3 o 4 visitas diarias a más de 50000. El autobombo ha ido creciendo porque ha salido publicado en varios periódicos y algunos blogeros lo han comentado.

Salut
Comentado por RUFUS | 02/8/2006 02:09 | http://abismes1.blogspot.com/
[6] Legítimo. Me parece legítimo que los blogueros tengan la posibilidad de eliminar contenidos ofensivos.
Comentado por Anónimo | 02/8/2006 17:43






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  

· Enlaces
· GO!
· J.
· Kirai
· Mañas
· Orsai





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres