www.bestiario.com/mantenido/d.php?id=280

PUDOR. Vas al dentista. Abres la boca, cierras los ojos y recuerdas situaciones agradables mientras hurgan. Sales con una sonrisa, aunque con la lengua dormida. Vas al banco. Pides un crédito. Te ves obligado a revelar tu nómina, tus declaraciones, tus facturas, qué sé yo, lo que haces (¿lo que eres?, ojalá que no). Luego, ya en casa, encuentras demasiadas similitudes entre los dos aprietos que acabas de padecer. En ambos casos te sentías expuesto. ¿Indefenso?

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el martes, 28 de noviembre de 2006, a las 16 horas y 15 minutos








Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  

· Enlaces
· GO!
· J.
· Kirai
· Mañas
· Orsai





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres