www.bestiario.com/mvcuc/d.php?id=364

RECUERDO DE A ROCINHA. Hablamos de lo que hemos visto y oído. No le digo nada, pero yo también hablo, sin abrir la boca, de lo que he olido: ese profundo y áspero olor a salitre, que se me antoja orín. Mi colega, que ha subido infinitas veces a la favela más grande de Brasil, casi siempre amparado por las circunstanciales incursiones de los policías, que rara vez deciden adentrarse en ella, morro arriba, me comenta:

- En A Rocinha se puede ver pero no mirar.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el jueves, 20 de abril de 2006, a las 20 horas y 34 minutos








Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres