www.bestiario.com/mvcuc/d.php?id=40

HAY OTROS CHINAFLAT, PERO ESTÁN EN ÉSTE. Hoy estoy disgustado. Mis acercamientos a Lin son liliputienses. Esta mañana he sabido que mi ecobarbie favorita mora en un apartamento de Camden Town con varios paisanos. Chinos, se entiende.

Desconozco la cantidad pero no la calidad: para ella, si falta uno de sus coinquilinos no se pone el sol. Como explicarlo sin que se me rasgue la voz…

Lin… tiene… novio.

Mientras le extraía con paciencia oriental tamaña y fúnebre noticia, me sentí como un dentista extirpando las muelas del juicio a una florecilla amarilla. La sentencia no tardó en llegar: me declaré culpable.

Culpable por no percatarme de que la inabarcable belleza de Lin tiene cancelas.

Culpable por no intuir la presencia vigilante de un pastorcillo republicano, socialista y popular.

Culpable por no darme cuenta de que hay otros Chinaflat, pero están en éste.

En fin, a medida que encajaba una interrogación con otra, me sentía inocente inocente. Inesperadamente, ella, insensible, dejó escapar por su boquita de grosella la palabrota boyfriend.

Entonces, mi rostro se volvió rojo y, por un puñetero instante, me sentí cercano a ella.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el miércoles, 26 de enero de 2005, a las 13 horas y 49 minutos


[1] Botánica. Cuidado con las chorimas: tienen espinas.
Comentado por Maqroll | 26/1/2005 14:59
[2] Ictiología. Escamados acabamos aunque no terminamos. Le voy a pedir a los reyes magos (de Oriente) ser alga en mi próxima vida.
Comentado por Matías Bruñulf | 26/1/2005 15:24
[3] ¡Ay Matias!. No dejes que Lin te rasgue el corazón, lo mejor que puede hacerte una china es quemarte el pantalón. Nunca mejor dicho.

..y de fondo: Calles de Madrid - Quique González

Como hace nuestro querido xdreus en su exquisita bitácora http://xdreus.blogalia.com
Comentado por Manu | 26/1/2005 19:09
[4] Rasgadura perfecta. Nunca he pensado nada más sobre, bueno, mejor dicho, respecto a Lin más allá de sus manitas. De ecochina.

El alma es débil, pero los chinos, no.
Comentado por Matías Bruñulf | 26/1/2005 19:31
[5] Herpetología.. La presión afecta tu textura!
No todos se cambian la piel y si ocurre, a simple vista parece doloroso y el proceso ocurre lentamente pero es un acto necesario; si permanece disfrutala y si no...entre descamados te veas y en boca de orientales en la otra vida!
Comentado por tiempoyespacio | 26/1/2005 22:50 | .com
[6] Florecilla sitiada. Arrastrada y escamada, que no vencida, la legión extranjera, urge revisión del librillo sobre estrategia napoleónica, que tiene, en el fondo, mucho de gallega: habrá que rondarle los flancos, aunque la cosa, cuestión ocular de la china sitiada, no es fácil. Lin no tiene rabillo: tiene rabiiiiiillo.

En fin, ya lo dijo Jean-Claude Van Damme: "Retroceder nunca, rendirse jamás".
Comentado por Matías Bruñulf | 27/1/2005 10:42
[7] Historia que se repite. Las palabras "Tengo novio o novia" en la boca de la persona que te gusta, son como dos dardos... Al menos te queda el consuelo de que siempre puede dejarle por ti, Matías; yo en cambio tuve que soportar otras dos palabras, más dolorosas. "Tengo esposa".
Comentado por Kraken | 27/1/2005 11:58
[8] La belleza. Lin me puso sus esposas desde que vi sus manitas cuidando el jardín aéreo de Camden Town. Veo, bueno, la observo como si estuviese sentado en una butaca roja y ella, para que negarlo, se mueve, actúa, como si yo no estuviese allí, pediente del objetivo, o sea, sus flores.

Gong Li es a la porcelana china, tirando a Lladró (perdona, Li, por la empalagosa comparación), lo que Lin, cuyo apellido desconozco, es a la barbie orgánica.

No estoy enamorado de Lin porque su belleza, como la Gran Muralla, es inabarcable.
Comentado por Matías Bruñulf | 27/1/2005 12:07
[9] Cómo contaminar a una flor amarilla. Compañero, sigue forzando a Lin. No pierdas la esperanza o nos quedaremos sin diario.
Llegados a este punto, permíteme entrometerme. Por mi experiencia en terrenos femeninos (al menos, como apasionado espectador), considero que la estrategia más efectiva consiste en enfrentarla a sus convicciones, sembrar la discordia en su relación.
Tomemos, por ejemplo, la ideología. Nada puede hacer más daño a una mujer comunista que invitarla a descubrir nuestros vicios capitalistas: sácala a cenar, regálale cositas, toma un café con ella y la observas atentamente mientras la dejas hablar...
Será incapaz de retroceder a su vida anterior de virtuosa del ascetismo. Despreciará a su novio y caerá enloquecidamente en tus brazos.
Comentado por R. Passalacqua | 27/1/2005 16:54
[10] Invisible. La puerta automática de mi oficina no me ve. No sé por qué, pero cada mañana me tengo que poner como una mona a mover brazos (y a veces piernas) para que me detecte, pero nada. Al final, Jeff, de recepción, siempre tiene que darle al botón y una vez dentro, mientras me recompongo el abrigo y la bufanda, me mira como si fuera mi culpa. A veces me pregunto si soy invisible.

*Dear Matías. Pretty mild over here isn't it? V. glad we're not freezing our bo****** off like in Spain.
Comentado por Sherlock | 27/1/2005 16:58
[11] Ahò, dottore. Sí, bueno, claro, no sé, quiero decir.

Ya, sacarla por ahí y hacerle descubrir los submundos de este occidente rimón y decandente. Entiendo.

Pero es que yo veo a Lin de otra forma.

Y, haciéndolo de manera distinta, la florecilla tiene colibrí, con lo cual: jodido, fastidiado, finito.

Toca seguir sacando los cuernos al sol, lorenzeado en una terraza londinense apostada en una academia de inglés de Camden Town. Porque Lin es republicana, popular, socialista, barbie, jardinera...

...joder, se me ha ido la olla por cuestiones que no vienen al caso, pero digamos que ella, además de todo ello, es, ya que no me sale otra cosa,...

...jardinera y monógama.

Me temo.
Comentado por Matías Bruñulf | 27/1/2005 17:49
[12] Neve. ¿Por qué el bueno de Jeff se empeña en trastornar su invisibilidad?

Me gusta cuando se enfrenta al vidrio transparente. Me gusta cuando la transparencia la hace opaca.

Sí, me ha comentado una amiga levantina que, para huir del Foro, pillará un tren, pues, ante tanta blancura, mejor dejar las cuatro ruedas a la intemperie y enfilar los caminos de hierro.

En fin, ********, ¿no cree?
Comentado por Matías Bruñulf | 27/1/2005 17:55






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres