www.bestiario.com/mvcuc/d.php?id=7

PUM, PUM. ¿QUIÉN ES?. La Gran Muralla China, ¿primera maravilla del mundo? Con permiso de Lin, mi ecobarbie favorita, podría alzarse con el segundo puesto, pero todo dependerá de los expertos y electores que depositen su voto electrónico en la urna de New seven wonders.

Rizando el rizo o, achinando un poco los términos, laciando el lacio, el Wall Mart rasgado competirá a codazos con los baqueteados tibetanos, que intentarán desbancar, con su Palacio de Potala, a Uncle Mao.

Entre los 150 candidatos a las New Seven Wonders of the World, la catedral de Santiago de Compóntelascomopuedas: Rouco, daddy, sin que sirva de precedente, mi voto es tuyo.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el lunes, 3 de enero de 2005, a las 16 horas y 25 minutos


[1] ¿Regreso a chinaflat?. Cher Matías:

Abro por primera vez en este año mi correo y me encuentro con un mensaje de Nacho (nuestro común amigo o amigo común, según se mire) que me remite a esta bitácora. Debo confesar mi desconcierto y mi desorientación: te hacía en la capital del Imperio, pero el patrio no el inglés, o en los mentideros de Lavapiés con alguna mujer extranjera de nombre impronunciable, o en Casa Montes tomando unos vinos. Como la llegada del nuevo año no me va a devolver las neuronas que ya perdí me veo en el trance de preguntarte (jamás imaginé que te haría esta pregunta) por dónde andas y qué es de tu vida. A estas horas de la noche ya dudo hasta de mí mismo y ya no sé si estás en Londres, en Madrid o de guía turístico de un grupo de turistas chinos en la Catedral compostelana por cuenta de Rouco Varela. Hazme saber.

Mareas de Vento
Comentado por El George | 04/1/2005 02:33
[2] ¿Precipitástete?. Hola Matías. He recibido numerosa propaganda de su sitio web. Y, de momento, no ha colmado mis expectativas. A ver esos enlaces que no funcionan... ¿Sólo hay dos piezas?
Comentado por Red | 04/1/2005 04:11
[3] Caro Giorgio. Escribía Josele Santiago hace más de una década que el mundo rula y, al caer, se muerde la cola. Así, George, andamos: ahora, ya ves, en Londres, viviendo con cinco chinos en lo que se ha venido a llamar Chinaflat. A César Montes lo tengo muy abandonado y, aunque sigue siendo refugio de santos, casi que me da vergüenza entrar porque llevo ¿años? sin agacharme para pasar bajo su mostrador e ir a su retrete inmundo. La última vez me cité allí con Arturo, pero no llegué a entrar. Los adoquines de Lavapiés, en todo caso, siguen ahí, sin moverse, con apenas un lustro de existencia y aparentando una vida: el barrio no se destruye pero, invariablemente, se transforma y han abierto tugurios de todo tipo, desde locales con alma de salita cañera (de Meca) hasta bares gays subidos de tono. De guía turístico... Joder, la verdad es que los chinos cada vez viajan más, y pronto desvelaré uno de los secretos que explican por qué hay tanto chino en el Reino Unido estudiando una carrera o un máster. Veo que te sigue gustando la despedida: quítale la uve mayúscula y el viento lamerá nuestro rostro con mayor suavidad, si cabe. Cúidate y ya quedaremos cuando vuelva a Madrid: hay motivo (pero éste será una sorpresa). Salud y República.
Comentado por Matías Bruñulf | 04/1/2005 09:54
[4] ¿Me he puesto Rojo?. Caro Red: el otro día, tu gran amigo Agnon Fijo recordaba tu espantá lavapiesero-tabaquil, de la que, para variar, yo ni me enteré, aunque me despidiese... Bueno, ahora que recuerdo, no entiendo lo que me dijo Tío Manuel, porque si no me falla la memoria terminamos en aquel bar clandestino a muy altas horas, pero bueno, casi mejor no pensar. En todo caso, el filtro del bueno de Agnon es inexcrutable y fue bueno que te mentase, recordando también, por enésima vez, alguna de las anécdotas que cubrieron de mugre (todavía más) el zulo de Alonso del Barco. Joder, gracias por llevarle a George la buena nueva, aunque ya veo que, para ti, es, digamos, decepcionante: sin ninguna pretensión van estas líneas, sólo sirven para darle forma a mi vida como un chino, para mantenerme comunicado con vosotros (y con ellos, y con ellas, y con elles) y, por qué no decirlo, para que conste en acta, pues, en ocasiones, no me fío un pelo de estos chinos y me da la impresión de que, así, no estoy solo, sino acompañado por un par de docenas de doctores, pendientes del seguimiento de mi amarillismo. Por lo que pudiese pasar, aquí dejo mis habitas en el camino, a modo de rastro, aunque quizás la pista habría que seguirla, de surtir efecto mi desaparición, extravío o pérdida (de lechuga, hígado, queso o completa) en el restaurante de campaña de la señora Chong, de la que ya te he hablado. Los enlaces funcionan, pero es que esto ha comenzado hace sólo tres días. Al tiempo. Más nada, bienvenido y bien hallado. Recuerdos a su santa y a su prole. Para usted, camarada Red, un abrazo desde Richmond Bridge, donde me he levantado esta mañana desapacible de invierno, mirando las aguas pasar.
Comentado por Matías Bruñulf | 04/1/2005 10:08
[5] Hala, ya estamos la Malandanza toda, o poca o mucha, o tres y uno son cuatro, incluido el despiste del Jorgito, que acabará enterándose. César daría para un libro (rojo, como sus vinos) y Alonso del Barco, nº 8 para media enciclopedia. ¿La ecobarbie riega plantas, o te riega el tallo? Como a mí nadie va a confitarme en un wok, tendré que esperar a que me refrían el arroz, que ya se me ha pasado. Como ya nunca podré vivir en un apartamento londinense, haré un poema con las flatulencias de mi vida familiar en un piso del culo del mundo del culo. Hasta las próximas cañas en Lavapiés. Ya están pedidas; y pago yo.
Comentado por Maqroll | 04/1/2005 11:21
[6] RH. Respecto a lo de las nuevas siete maravillas, no veo por qué limitar a 150 el número de candidatos, cuando (así a bote prontísimo, sin hacer alardes de memoria) a mí me salen infinidad más de candidatas. Ninguna de rasgos achinados (que las únicas de las que han disfrutado los callos de mi mano diestra y mis ojos, ahora gafosos, son las que junta en sus elencos el Wong-Kar-Wai, también Wong Ga Wai, en cantonés, y Wang2 Gu1 Wei4, en mandarín), que por aquestos pagos patrios nuestros, caro Matías, las lugareñas lucen (lozanas) bigotes, ronchetes y cañotos desde el canalillo hasta los callos de las orejas. Y mismo el semanal de la hoja parroquial autonómica de mayor tirada se preguntaba en portada, unas semanas atrás, si existía una verdadera raza gallega, e ilustraba la parida con la foto de dos zagalos rubicundos y repolludos, como habrían podido poner a un aizkolari y una lechera nodriza, o, cogidos de las pezuñas, a una xuvenka y a "Sultán", aquel toro canadiense por el que la comunidad cántabra pagó, años ha, una millonada para repoblar su cabaña bovina y que (lo mismo imploro al destino para mí) hubo de ser sacrificado tras fracturarse una pata intentanto el salto del tigre con una hermosa vaca de ubres ubérrimas. Y a todo esto coleando (je, je, tendría que escribir, nunca mejor dicho) el plan Ibarretxe. Ya lo dijo Confuncio (y si no, Matías, pregúntaselo a tus chineses): no por mucho fornicar con paisanas de pedigrí, te salen antes retoños emboinados y cejijuntos. A vuestros, pies, el Gaviero.
Comentado por Maqroll | 04/1/2005 11:51
[7] Maqroll, contra el mundo. Ya han llegado los malandanza kings con el manual debajo del brazo. Benvidos.

Creo, Maqroll, que se merece un avance informativo sobre Lin.

Wok... Bueno, otras banderas también se apuntan al círculo del recipiente.

Ayer, salvando las distancias, su amiga Isabelle me recordó los días macrobióticos, que suenan a pasado y huelen a verde, cuando mimaba a su animalito con apariencia de yogur. La pobre, de tanta verdurita, se pilló una anemia, pero ahora está radiante: nos reímos mucho acordándonos de aquella noche junto a usted: creía recordar que nos habíamos retirado temprano, pero parece ser que estuvimos hasta bien entrada la madrugada. No sé olvida de usted y creo que realmente le cae muy simpático, algo a lo que estará acostumbrado.

Disculpa el tratamiento de respeto, pero es que siempre ha sido un referente eróticomoral para quien esto escribe. Usted sí que es la gran esperanza blanca madrigalega. Y lo de las cañas, que no se haga esperar. Yo me dejaré caer por Madrid varios fines de semana de aquí a abril. El motivo, como sabe, es redondo.
Comentado por Matías Bruñulf | 04/1/2005 12:05
[8] Estoy dabei. Ayer vi un dvd muy deprimente: lilja 4-ever, sobre las pequeñas putas del este de europa obligadas a prostituirse en la opulenta europa occidental. es desoladora, yo no sé por qué me empeño en ver esta clase de cine social documental depresivo. te escribo comentarios en tu web (me parece un proyecto interesante, me gusta), pero hoy debería también trabajar un poco más que estas últimas semanas.
Comentado por Beatriz Viterbo | 04/1/2005 12:15
[9] Damistery. ¡Cine social documental opresivo!: me imagino que compensarás tu luz con zonas de sombra ajenas. Gracias. Por cierto, ¿qué significa dabei?
Comentado por Matías Bruñulf | 04/1/2005 12:26
[10] Ich bin dabei. es que no se puede traducir, por eso lo he utilizado en alemán. normalmente se dice: "ich bin dabei", que significa estoy contigo, a tu lado o estoy aquí, también estoy conforme. el diccionario lo traduce como junto a, cerca (espacial) o al mismo tiempo (temporal).
larga explicación.
Comentado por Beatriz Viterbo | 04/1/2005 12:35
[11] Maqroll, qué pluma.. Cuánta sabiduría, Maqroll: es un placer que pazcas por aquestas leiras.

Tomándole la palabra a Wong Kar Wai (me fumo lentamente la espera que me llevará a la butaca para ver 2046, sin haber todavía digerido la delicia anterior, In the Mood for Love: por cierto, hablaré de la Scout Gallery pronto, donde suele ejercer de fotógrafo residente el ladrón de almas de Deseando Amar: ensoñadora banda sonora, sensual vestuario e impecable fotografía, con permiso de Boyero), tomándole la palabra a Wong, te mandaré, cuando se lo pida y me conceda su permiso, unas fotos de Won, que demuestra, no te falta razón, que la perfección de la especie no pasa necesariamente por los compartimientos estancos.

Leí lo de la raza gallega: patético. De hecho, yo ya no soy gallego, soy eritreo. Joder, remembering Sultán: vivía como un rey, pero tuvo mala pata.

En Canadá, precisamente, usan mucho el wok. Concretamente en Québec: será por la relación entre el francés y el tailandés, que estos han tenido muchas colonias por allá.

Cuidado con As do dedo dereito: le animo a escribir un breve ensayo sobre las susodichas, pero entendible más allá del Padornelo y A Canda.
Comentado por Matías Bruñulf | 04/1/2005 12:48
[12] ¿Solo siete?. Estimado Matías, entre las siete maravillas del mundo no solo deben estar la muralla china, la catedral de Santiago y las pirámides de Egipto... También debe estar ese monumento, idolatrado por mi perro (porque es el único lugar donde le dejan dar su opinión sobre la educación en España): La estatua homenaje al maestro en mi pueblo. El pobre señor (desconocido) aguanta estoicamente las iras y venidas de los párvulos y adolescentes macarras, que le pintan, le ponen sombreros de mejicano y se mean a sus pies. Ese es un monumento sufrido, no como otros, esos pijillos. (Espero que después de esto, no me vuelvas a pedir que te escriba un comentario de los míos, jejeje)
Comentado por Roskat | 04/1/2005 13:03
[13] Atnn Sr. Bruñulf. Respetadísimo y distinguidísimo señor Bruñulf. Me ha alegrado infinitamente recibir la dirección de la página donde se concentran los escritos chinescos que llevo ya tiempo recibiendo, con alguna que otra laguna temporal, que todo hay que decirlo. Ché. Me hace mucha ilusión ver como a mi alrededor se va desplegando la gran alfombra roja que cubre la muralla. Sobre ella vamos todos caminando de la mano. Una mano invisible que nos une en la distancia. Vamos avanzando y plegando esa alfombra, que si no la plegamos mientras avanzamos nos quedamos.
Es un placer formar parte de todo esto, sea lo que sea, que no lo sé lo que es. Ni me importa, poco.
Besos desde la torre de los corazones que no faltan! Brisa. Un poco de tembleque. Ladridos de perros. Mantequilla derramada por el suelo. El suelo brilla. Las esquinas mugrientas son bonitas. También la sonrisa de un bebé. Dios mama.
Comentado por Brigado Perón | 04/1/2005 13:03
[14] Son risas. Hostia, queridísimo Brigado Perón, benditas sean sus teclas. No sabe cuánto me alegro de verlo por aquí. Cuánto ha pasado desde que le vi representando su penúltima, creo, obra de teatro. Me llegaron un par de convocatorias más, pero había niebla en el Canal y el continente estaba aislado.

Por favor, no deje de pasarse por esta pantalla. Insignes tintas como la suya ennoblecen la bitácora más vil. Le espero con las piernas abiertas.
Comentado por Matías Bruñulf | 04/1/2005 13:07
[15] A tu lado, al mismo tiempo. Ya que hoy sí que me has obligado a salir del armario intranet, quería yo también añadir mi séptima maravilla, la columna, el obelisco? fálico de la plaza de España en Madrid. Si alguien conoce la historia del monumento, acepto explicaciones. Siempre me he parado a admirarlo, sorprenderme cada vez que pasaba por allí. En Düsseldorf creo que el equivalente sería los 4 H&M que existen en una misma calle, no hay otro monumento similar en esta ciudad donde lo único que se puede practicar es la compra. Podrían comprar el obelisco de plaza de España y plantarlo en mitad de una de las tiendas? Entonces sí que iría a comprar con más fruición incluso.
Comentado por Beatriz Viterbo | 04/1/2005 13:52
[16] Freks. Pospongo el retrato (aunque darían mejor en daguerrotipo) de As do dedo dereito freaks para mi próxima reencarnación en Tod Browning, porque de ningún otro modo se podría ser más exacto y porque no tengo el alma ahora (con el buche lleno de las sobras de los festines navideños de la abuela) para teratologías (y perdona tú, darling, que seguro que estarás ahíto de fish and chip, si es que no has logrado colar de matute la chacinería gallega, valga la redundancia). Por cierto, La parada de los monstruos se encuentra prohibida en Finlandia y ahí donde tú moras, caro, fue clasificada X en 1963. En todo caso, para hacerles justicia a las referidas mozas, tendría que colaborar Arturo, si es que aprende a comparecer por estos pagos. Y más a propósito, chapuzando (al perro) por la Red, leo que el grito One of us! con que los fenómenos (de feria) del film dan la bienvenida a la trapecista Cleopatra aparece al final de la canción Pinhead de los Ramones (pinhead, como podrán explicarte tus chinos, significa cabeza de alfiler, en referencia a las dos hermanas microcefálicas). Y también: «Los actores llamados freak querían cobrar como estrellas de Hollywood; además, comían separados del resto del equipo; sólo el director se atrevía a comer con ellos y más de una vez lo vieron correr hacia el servicio para vomitar». Aunque de lo quería hablar en este mensaje era de los masajes chinos. Lo pospongo hasta mañana, que me espera la fascinante crónica del III Torneo do Nadal de tenis de Cee. Mi vida como un currinche deportivo.
Comentado por Maqroll | 04/1/2005 15:05
[17] Erudic(c)ión maqrolliana. Esperamos toda aportación suya a MVCUC sobre los masajes chinos. Agradecemos su promiscuo y erudito verbo. You never will not go to bed without knowing a new thing.

E qué cousas.
Comentado por Matías Bruñulf | 04/1/2005 15:16
[18] adidas. Hola Matías!
Qué tal por London?Por favor,cuando vengas por aquí,avísame.Quiero que me traigas las Adidas country rip negras con rayas blancas y algunos discos,aquí en este país no están.Besitos,se te echa de menos.Saluda a tus cinco chinitos!!!
Comentado por santi | 09/1/2005 20:22
[19] Evanescencia arrastrada. Me parece que tu fondo de armario clama por unas zapatillas un tanto fúnebres: ¿negras y que descansen en paz?

Uf, demasiado macabro para mí.

Respecto a los discos, ¿cualquier Réquiem o quizás algún álbum descatalogado de los Cure?

Abrazos góticos,

Matías Bruñulf

P.S.- Avisaré cuando llegue, pero da señales de vida tú también: abriré la lápida cuando los huesecillos suenen.
Comentado por Matías Bruñulf | 09/1/2005 20:30






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres