www.bestiario.com/mvcuc/d.php?id=74

ATLÁNTICO.. Me escribe R preguntándome si he leído Océano Mar, de Alessandro Baricco. Como siempre hablas de Seda...

Matías comenzó a leer, hace suficientes años, Océano Mar frente al Atlántico, sobre la arena blanca de una playa salvaje de cuatro kilómetros seiscientos metros. Antes, se alejó de los suyos y se puso frente al mar, a una distancia prudente de la orilla, y comenzó a pasar las hojas.

Cuando llegó la ola a sus pies, dejó de hacerlo.

Iba por la página 11.

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el jueves, 3 de marzo de 2005, a las 15 horas y 22 minutos


[1] porque era malo, supongo?
me confundes, mat
Comentado por puzzleand bewildered | 03/3/2005 16:07
[2] No. Porque el agua llegó a mis pies.
Comentado por Matías Bruñulf | 03/3/2005 16:10
[3] La ciudad, los amigos y el mar. Me parece muy arriesgado escribir sobre el mar...Está lleno de lugares comunes, pero creo que Baricco se aproxima bien...Eso sí, entre Baricco y el mar, la decisión está clara.
Comentado por BV | 03/3/2005 17:03
[4] Nueve cientos mares. Sobre el mar es harto difícil escribir y sobre la arena, si es movediza, ni le cuento.

MB

P.S.- Novecento, de alguna manera, también era mar. El hombre y el mar.

P.S. II.- No me convence mucho esto último, la verdad.
Comentado por Matías Bruñulf | 03/3/2005 17:05
[5] hablamos de tacto y sensualidad, solida y liquida, todo es poesia y quimica. Soo Wong se despertó recordando el final de Seda. Tomó un te Oolong y preparó las formalidades necesarias para hacer posible su existencia legal y administrativa con el estado de esa república. Antes de despedirse de la ciudad admiró la nieve aún dormida sobre su bicicleta y el cesped de jardín.

Matías, el cielo de Londres es parecido al de aquí, nubes y nubes, alternancia de sol y sombra, azules y grises.
Aquí, los autóctonos tienen un refrán popular que dice « Aquí hace buen tiempo varias veces al día ». Sal y nieve cubren el asfalto. Gris y blanco iluminan el cielo.
Con su bicicleta Soo Wong vio desfilar los funcionarios republicanos. Silencio, calma, tranquilidad, frio invernal se mezclan con el french cheese de su bocadillo. La cuidad danza como la bicicleta de Soo wong que imagina la falda de Lin volando con las corrientes de aire que acarician su braga húmeda y cálida. Tras varios días de adaptación a la política de la nación,compartió te de jazmin con amistades y familiares que acompañan la lectura de correos estatales que nunca olvidan a los ciudadanos de la república. Luego decidió proseguir su camino rumbo hacia un refugio llamado « La donna del lago », ópera de Rossini, aunque lo que más la emociona es la tragedia de Madame Butterfly.
Comentado por hunot | 03/3/2005 17:22
[6] Más allá del jardín. Hunot, lo suyo es una metabitácora, un metachinaflat libre y ventoso, un mi vida como una china en mi zapato. Urge la creación de un nuevo apartado en el índice temático.

¿Le parece bien El jardín de Soo Wong?
Comentado por Matías Bruñulf | 03/3/2005 17:33
[7] su jardin folla con la nieve del atlantico. Soo Wong arrancó el coche, comprado a una empresa estatal, le echó petróleo, no sin pensar en el subsuelo del Medio Oriente y por fin aparcó y compró Nieve.

Por diversas razones, se detuvo antes de llegar a La donna del lago, en Corlay. Abrió Nieve en su coche, leyó el primer y el segundo tema. Non obstante el tercer tema la conmovió mucho más que la vista de la copia de un cepillo Vitis Suave de color rojo.

« Un matin, on se réveille. Il est temps de se retirer du monde pour mieux s’en étonner. Un matin, on prend le temps de se regarder vivre »

De repente, Soo wong experimentó un sentimiento de penetración en su intimidad y unos ratos de dudas literarias, o de propiedad intelectual. Maxence Fermine había copiado el poema que Soo Wong había colgado a la pared de su habitación, justo a la altura de su almohada. Pero al recodar el papel azul con la letra poética, también recordó la firma de Maxence Fermine en lo más prfundo de su memoria. Soo wong pensaba que ella tenía un poema de un desconocido y dormía con él desde hacía muchos años.
Comentado por hunot | 03/3/2005 17:41
[8] Tiempos paralelos. Bello, Hunot, bello.
Comentado por Matías Bruñulf | 03/3/2005 17:44






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres