www.bestiario.com/mvcuc/d.php?id=96

DESDE LA REDEFINICIÓN DEL PROGRESO.... Cincuenta y seis contenedores esperan en el puerto de carbón más grande de Australia para ser cargados y enviados a China. Nadie había visto algo así.

En 2003, la mitad del cemento exportado, un tercio del acero, un cuarto del cobre y un quinto del aluminio fueron a China.

Mientras que algunos economistas lo llama Síndrome de China, detrás de este log jam está el neoliberalismo
.

Tess Reinhardt. El Síndrome de China.
Adbusters (Journal of the Mental Environment).

[Versión para imprimir] [Enviar]

Publicado el martes, 22 de marzo de 2005, a las 13 horas y 49 minutos


[1] Soo suda. Soo Wong caminó con las manos que sudaban mucho. Se presentó en la primera planta donde se sitúa la Información. Como el fin de semana se anunciaba se cruzaba con gente que llevaba skatebord, rollers en su mochilla y maletas. Soo Wong no llevaba nada más que sus gafas de sol y las palmas de las manos húmedas, el miedo anidado en el estómago y el silencio como respuesta o forma de zen. Vio correr, deambular, cerrar y abrir puertas a centenares de batas blancas.
Comentado por hunot | 22/3/2005 17:14
[2] ladrillos y lagrimas. Le dijeron que se sentara en un sillón, luego que se pasara a otro y así Soo Wong se pasó la tarde de un sillón a otro. Soo Wong no se comió las uñas pero falto poco, pero sí lamó toda la mugre acumulada debajo. Tenía un sabor ácido, tóxinas rechazadas por su propio cuerpo. Sentada, esperando la sentencia entre batas blancas y paredes vacías en apariencia, Soo Wong sabía que en realidad los ladrillos contenías lágrimas. También sabía que a menudo las lágrimas impiden ver la belleza del mundo y que uno sólo veía el interior de si mismo.
Comentado por hunot | 22/3/2005 17:15
[3] perros de ciegos. Soo Wong se acordó del viejo pintor ciego de Nieve que veía tantos colores. Pero Soo Wong sólo veía su silla, las paredes calladas y un perro de ciegos que no quería tener. A Soo Wong le da asco el olor de los perros y sobre todo el contenido de las latas de comida canina.
Tal vez por haber pensado estas cosas inmorales ( es casi una obligación hablar bien de los perros, y sobre todo de los perros de los ciegos). A propósito Soo Wong no sabe si es un pensamiento arcáico, judeocristiano, de piedad o si existe una nueva teoría sobre la consideración que se le debe a estos perros. El caso es que hay que hablar bien de estos perros sino quedas mal, así que Soo Wong tragó su miedo de la baba, de los pelos y se calló.
Comentado por hunot | 22/3/2005 17:17
[4] silla electonica. De nuevo se sentó. Por detrás del respaldo del sillón le tocaron la nuca. Soo Wong notó que unos dedos subían y seguían unas líneas de su craneo. Sintió que la pinchaban con dos agujas. Sintió que dos agujas penetraban debajo de la piel de su cuero cabelludo. Luego le pusieron pinzas en los lóbulos de las orejas, en los dedos de las manos y conectaron a Soo Wong a una máquina electónica. Soo Wong no pudo moverse, se quedó en frente de una pantalla de televisión y la dejaron sola allí viendo cómo se movía un juego de damas chinas y que a veces recibía ataques de damas japonesas. Soo Wong, conectada, veía dentro de su interior a un perro de ciegos que se comía todas las fichas chinas y japonesas. Soo Wong no se movió pero casí se desmayo de miedo y de susto pensando que se iba a quedar ciega a las 5 de la tarde. Pidió un terrón de azúcar y un vaso de agua porque sufría de un vértigo. Soo Wong se sintió muy débil, sufriendo una crisis de hipoglucemia, se veía devorada por el animal, los pedazos de su cuerpo en medio de la sala blanca de un hóspital demasiado blanco para los futuros ciegos.
Comentado por hunot | 22/3/2005 17:19
[5] Querer es poder. hunot, creo que necesitas una bitácora ;) Los comentarios de esta se te quedan pequeños :p
Comentado por ifrit | 22/3/2005 17:19 | mediapinta.blogia.com
[6] perros de ciegos. Soo Wong se salvó de las mandíbulas de la fiera cuando la desconectaron. Le dijeron que no le iban a confiar ningún animal, que no se lo merecía, que era mejor que volviera con sus rosales y que siguiera viviendo su vida de comtemplación. A Soo Wong le gusta observar las cosas lindas y feas del mundo y seguirá así.
Comentado por hunot | 22/3/2005 17:20
[7] rojo. Soo Wong salió a la calle con sus gafas de sol y las palmas de sus manos secas. Huyó del sol, caminó a la sombra y adoptó una postura De MAO Crítica hacia los perros de los ciegos, sus pelos babas, cacas y croquetas pero siguió admirando el rojo de sus rosales.
Comentado por hunot | 22/3/2005 17:21
[8] ifrit. Hunot y Soo Wong son como el viento, a veces corren pero a veces se paran, some times they make lot of noise y a veces meditan con el silencio, de momento aqui estamos disfrutando todos juntos y a Hunot y Soo Wong les gusta, es como un huerta de cebolla, patatas, puerros, tomates rodeados de flores en un acantilado da punta do finisterre
Comentado por hunot | 22/3/2005 17:33
[9] Más madera....
Comentado por MB | 22/3/2005 19:39
[10] Páginas blancas. O sea, que Soo Wong ya se ha leído Nieve... Bien, bien.
Comentado por MB | 22/3/2005 19:44
[11] Pues sí. No cabe duda, Ifrit, que Hunot necesita urgentemente una bitácora propia. Que tomen nota los Trestristestigres, editores de este portal.

Porque Soo Wong's Garden, la humildísima metabitácora rasgada de Hunot, que recorre mundos a bordo de su alma finisterrana, se le queda, efectivamente, pequeña.

En todo caso, hay cebollas, patatas, puerros, tomates y flores de sobra, para quien guste.
Comentado por MB | 22/3/2005 19:47
[12] hunot es bueno. MB ya hace tiempo que te habia dicho que hunot era bueno...La verdad es que es muy bueno, ya sabes, a compartir bitacora, jejeje...buenas noches
Comentado por cb | 22/3/2005 22:17
[13] Elemental... No, si ya.
Comentado por Matías Bruñulf | 23/3/2005 09:57
[14] ?????????????. matias, de qué se habla en las ultimas lineas, de Hunot? no?Soo Wong no lo sabe muy bien aun pero creo que le apetece quedarse en mividacomounchino, le gusta viajar esto es cierto, pero a pesar de su apariencia de individualista achinada le gusta compartir y cuando encuentra una cama china bien calentita se queda un rato hasta que la expulsen (salvo si le dan a entender que es mejor que se vaya). A Soo Wong le voy a comprar una tabla de chocolate, ya que me la llevo de viaje, y asi pensara durante el camino.
Comentado por hunot | 23/3/2005 16:36
[15] EN CHINA SI SE TRABAJA CON SEMANA SANTA. Estimado MB, llevamos dos días sin tus cuentos chinos, y la verdad, se extrañan. Los alagos a Hunot, bien basados en fundamentos chinos, no excluyen tus maravillosas historias achinadas, recuerda que solo la entrada del nuevo año chino es festivo para los chinos (y de 8:00 a 14:00), el resto de la vida es trabajo.... Escribenos
P.D: Me gustan tus historias de lavapiés y de chinaflat, pero la curiosidad me mata por Soo Wong y su huerta, así que por que no mezclar todo en este cocktel chino-galaico
Comentado por cb | 24/3/2005 09:38
[16] los capullitos de Soo Wong. Soo Wong vio que salio un capullo esta mañana, aun no se sabe de qué color le va a alegrar la vida y le va a recordar los palacios antiguos, unos perfumes que se habian quedado en sus prendas que no habia lavado para sentir efluvios de sensualidad. Mejor vale oler mal pero oler a carne que sentir a detergente y sentirse como en un anuncio de tv2, eso le enseñaron a Soo Wong aunque una vez se enamoro de una parisina y de su novio, en el metro, el olor de un perfume de las 9 menos cuarto. el olor de un café y una rosa, rojo como la sangre de su camisa, como un cepillo que rasca a las 9 menos cuarto
Comentado por hunot | 24/3/2005 15:33
[17] TE AMO MI CHINO. VEN A VENEZUELA Q TE QUIERO VER PLEASE
Comentado por EVELYN | 26/10/2005 21:02
[18] te amo chino. chino me parece que eres el mejor de todos los del grupo te deseo lo mejor del mundo espero que te gusten estas pequeñas lineas que te escribo TE AMO demasiado no lo olviedes
Comentado por yessica novoa | 21/4/2006 18:38






Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres