www.bestiario.com/ojo

PARIS.10-2-05. Un emigrante chino, que trabajaba de forma ilegal en un taller clandestino de la capital francesa, ha quedado “fundido” con su máquina de coser. Los médicos que le atienden han leído un escueto informe en el que lejos de emitir diagnóstico alguno, se han limitado a informar que la extraña fusión entre hombre y máquina se ha realizado a nivel molecular, y que se inclinan a considerar el problema como un caso de hermanos siameses.
El portavoz del equipo médico ha declarado: ”Seguimos con los análisis. Queremos saber si comparten órganos vitales y poder decidir, en el caso de que no puedan sobrevivir ambos, cual de los dos tiene más posibilidades de salir adelante.”

Publicado el jueves, 10 de febrero de 2005, a las 15 horas y 50 minutos

CABALLO MUERTO. Hay un caballo muerto flotando en el río. Hace años que está allí. Yo sé exactamente donde encontrarlo. Conozco tan bien el lugar como si lo llevara grabado a fuego en la piel. Ahora es un atributo más de mi personalidad. Por eso el caballo no ha desaparecido después de tantos años. Sigue en el mismo lugar en el que lo encontré de niño, con esa enorme panza hinchada brillando al sol. Bailando ridículamente al son que toca la corriente, medio enganchado en las zarzas de la orilla.

En cada habitación de mi casa, en cada cama, en cada almohada, en cada mesa, detrás de cada puerta, hay un caballo ahogado que tarda años en morir.

Publicado el lunes, 7 de febrero de 2005, a las 15 horas y 00 minutos

LONDRES.3-2-05. John Blindturtle, corredor de bolsa en la capital británica, encuentra en el fondo de una papelera,un sueño de la infancia que había perdido hace cuarenta años. El señor Blindturtle ha dejado su trabajo, su mujer ,sus tres hijos, su coche y un perro alsaciano, y ha pedido ser admitido en el cuerpo de bomberos de su Graciosa Majestad. A las preguntas de los periodistas, el señor Blindturtle ha contestado: ”Hombre, esto ahora me viene mal pero es un sueño largamente anhelado...”

Publicado el jueves, 3 de febrero de 2005, a las 12 horas y 09 minutos

CABALLO. El descapotable azul respiraba tranquilo aunque con cierta prevención ante mi llegada. Me acerqué un poco más y, muy despacio, di los últimos pasos hasta que casi podía tocarlo.
Su chasis blando y caliente acusaba el ritmo de la respiración. Subía y bajaba levemente con cada golpe de aire.
Pensé que iba a salir disparado, pero solo respondió con un tímido acelerón involuntário-el reflejo de un pura sangre-y se tranquilizó mientras le acariciaba.
No me atreví a subir. Me senté al pié de un árbol y le acompañé hasta que anocheció.
A la mañana siguiente volví al lugar y solo encontré dos rodadas que se perdían en la niebla. Algo le asustó. Seguramente se veía muy vulnerable y decidió refugiarse en la velocidad. Poner tierra por medio no suele ser un mal método defensivo.
En este momento alguna charca refleja unos faros que no pierden detalle y utilizan el agua fresca de la mañana como un tembloroso retrovisor.

Publicado el lunes, 31 de enero de 2005, a las 12 horas y 58 minutos

UN BOSQUE. Los elementos del paisaje exigían una compleja y contradictoria geografía mental. El entorno, tan rico en detalles,no permitía más que una conciencia parcial del mismo. Cada árbol, cada planta, cada piedra, se resistía tenazmente a ocupar un lugar en la memoria. Rehuían de tal modo el orden, que la más tupida red cartesiana resultaba endeble para contener su rebeldía natural. Toda persona capaz de moverse con soltura por aquel lugar, había tenido que abandonar a lo largo de sus veredas buena parte de la razón.
A partir de una frontera indefinida, que nadie sabía señalar en un mapa-por otra parte incompleto-uno empezaba a sospechar que estaba perdido.
La idea del bosque y la razón antagónicos aunque simultáneos, sugería un desenlace último e inevitable de destrucción mutua.
Nadie sabe explicar como esos dos enemigos lograban convivir, a modo de tregua, en la mente de todos aquellos que se acercaban por allí.

Publicado el jueves, 27 de enero de 2005, a las 13 horas y 29 minutos

LOS ÁNGELES.21-1-05. El Dalai Lama, acompañado por el presidente de General Electric, ha presentado un proyecto para motorizar los molinillos de oraciones de los principales templos budistas del mundo. En lugar de hacerlos girar con la mano, bastará que los fieles introduzcan una moneda para que el molinillo se ponga en funcionamiento durante unos minutos. Creen que el sistema no solo se autofinanciará, sino que pronto dará beneficios. Fuentes del Vaticano han declarado que hace tiempo que intentan algo parecido con el rosario católico, pero hay ciertas dificultades técnicas que aún no han podido solventar.

Publicado el sábado, 22 de enero de 2005, a las 17 horas y 05 minutos

LA SIRENA MUERTA. Magritte postuló la existencia de la sirena más monstruosa. Varada o muerta, aparece en una playa con cabeza de pez y piernas de mujer. El minotauro no resulta tan aterrador.
La amenaza de la sirena de Magritte es de orden psicológico. Hay un horror animal en la cabeza del pez, que no tiene con qué nadar, y en unas piernas que carecen de un cerebro que les sirva para desplazarse caminando.
Ese cuerpo transgrede la naturaleza y la leyenda misma.
Ningún barco la aceptaría como mascarón de proa; pero bien puede servir de emblema al loco, al rebelde y a todo el que tiene cuentas que pedir al cielo.

Publicado el viernes, 21 de enero de 2005, a las 20 horas y 38 minutos

< 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 >
Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres