www.bestiario.com/fotocopia

PEDANTE. .
(Del it. pedante).
1. adj. Dicho de una persona: Engreída y que hace inoportuno y vano alarde de erudición, téngala o no en realidad. U. t. c. s.
2. m. desus. Maestro que enseñaba a los niños la gramática yendo a las casas.



El Diccionario de la Real Academia ha hablado. Ahora nos toca a los mortales.

Publicado el sábado, 20 de mayo de 2006, a las 20 horas y 57 minutos

PORNO POWER. Con dos días de diferencia, leo un par de noticias.

La primera me habla de una corporación, estadounidense para más señas, que rechaza darle validez al dominio internauta .XXX, por amplia mayoría. El motivo fundamental es que conceder esa extensión de dominio sería como legitimar la industria pornográfica. Vamos, que rechazándolo pueden seguir en sus burbujas pensando que la gente no se graba follando, y además cobra por ello, al menos de cara al respetable, porque todos conocemos de alguna historia de personajes de hipocresía y dobles caras. La conocida técnica del avestruz, de obligado cumplimiento por todo personaje que quiera dedicarse a la política.

La segunda me cuenta que la megamillonaria batalla que se nos avecina entre los futuros formatos de reproducción de video (un remake de la batalla Beta vs. VHS, o sea, lo mismo con mejores efectos especiales) la decidirá la industria del porno. En sus manos puede estar el futuro de compañías como Nec, Toshiba, Sony, Panasonic, o Philips, por citar algunas. A ver quién es la guapa que admite tratos con la industria del porno para beneficiarse del trato...

Me recuerda un poco a una película de las malas. Al protagonista le empiezan a ir mal las cosas, cada vez está más perdido, cada vez más acorralado. Ves que el final de la peli llega, y no sabes cómo va a salir airoso de sus problemas, y cuando menos te lo esperas, aparece el mismísimo Capitán trueno para salvarle.

Sería gracioso que nuestro Capitán Trueno, fuera el resultado de cruzar el Sexo y el Dinero. Si Freud levantara la cabeza... diría que era de esperar.

Publicado el miércoles, 17 de mayo de 2006, a las 12 horas y 50 minutos

COMIENZO MUCHO ANTES DE MÍ Porque nadie debería escribir su vida sin haber tenido la paciencia, antes de fechar su propia existencia, de recordar por lo menos a la mitad de sus abuelos. A todos ustedes, que fuera de mi clínica llevan una vida agitada, a vosotros, amigos y visitantes semanales que nada sospecháis de mi reserva de papel, aquí os presento a la abuela materna de Óscar.

Günter Grass, El tambor de hojalata.


Hoy lo he vuelto a empezar.

Publicado el miércoles, 10 de mayo de 2006, a las 0 horas y 57 minutos

ME GUSTA CHUCK PAHLANIUK. He leido muchos de sus libros (lo digo así porque decir "todos" queda feo, y nunca se sabe si se te ha pasado alguno), algunos de ellos varias veces. Es tramposo y poco creíble, pero a la vez te hace entrar en su mundo con suma facilidad. Al menos conmigo, rompe rápidamente la barrera entre lector y narración. Me recuerda mucho a Hitchcock.

Él también era tramposo, incluso le gustaba que viéramos sus trampas, pero no le importaba. Lo único que quería era que entráramos en la historia, formáramos parte de ella, aunque tuviera incongruencias, fallos, mentiras.

Recuerdo una entrevista que le hacían a Chuck, creo que en el Tentaciones de El País. En realidad no recuerdo la entrevista, sino el previo.

El periodista contaba que se había documentado acerca del escritor (por aquel entonces era un desconocido que empezaba a ser famoso por El club de lucha, creo), y que se fue a verle al hotel. Cuando todavía se estaban acomodando, el periodista le preguntó a Chuck que si podía fumar, a lo que él contestó que sí, que le encantaban los fumadores.

- Me gustan los fumadores porque son personas que no sólo saben que la muerte es inevitable y lo tienen asumido, sino que además han elegido cómo morir

Pam. Primer disparo, cuando ni siquiera la llama había llegado a tocar el cigarro. Y sin darle tiempo a recuperarse, el entrevistado pregunta al entrevistador:

- He oido que en España la Ketamina es legal y se puede comprar sin receta, ¿sabes dónde puedo conseguir?

Pam. Dos.

Intento imaginarme la cara del periodista, que a esas alturas ya habría olvidado todo lo que había preparado, tratando de encajar las dos primeras frases del personaje, y a la vez intentando encasillar a esa persona que le daba pistas tan contradictorias. Aunque lo mejor de todo tuvo que ser la sonrisa de Chuck mientras bailaba al reportero.

Publicado el martes, 9 de mayo de 2006, a las 5 horas y 13 minutos

NUNCA UNA COTA FUE TAN BELLA. Con lo que odio yo el AutoCAD, y en particular superficiar y acotar cosas, y ahora van y me hacen esto.

Y yo que pensaba que no se podían hacer cosas bonitas con el maligno programa...

Publicado el domingo, 7 de mayo de 2006, a las 19 horas y 03 minutos

EL GATO DE SCHRÖDINGER. Cito a un vecino de escalera:

Teletrabajo.

Para los vagos que no sepan valorar el esfuerzo personal que me supone poner un link (que sepáis que no pongo más porque me da pereza), les cuento que el vecino poco más o menos viene a decir que es teletrabajador, y que su vida y su trabajo se funden; que no tiene horarios, ni fiestas, que es esclavo, pero que es una esclavitud estupenda (si alguien no está de acuerdo con el resumen, que levante la mano).

Yo también soy bastante teletrabajador, y he de decir que, pese a que aún no he adoptado las medidas para solucionar los problemas que conlleva, sí he dado con los mecanismos para hacerlo.

Hay uno fundamental: el control de las comunicaciones. El móvil e internet son creaciones perversas, que hacen que estemos permanentemente localizados (¿recuerdan cuándo no teníamos teléfono móvil, y ni siquiera lo echábamos en falta?; aunque parezca increible, vivíamos sin ningún problema, nos localizábamos sin dificultades, y lográbamos encontrar las cosas sin tener que llamar a nuestra madre ni a Tidós).

A este permanente estado de conectividad en el que nos hallamos, en mi caso se añade un agravante: el insomnio. Ésta letal combinación conlleva dos consecuencias contrapuestas.

La primera: barra libre. Desde el mismo momento en que cualquiera de mis jefes se entera de que duermo poco, no tiene ningún reparo en llamarme a cualquier hora. Pensarán "las tres de la mañana es tan buena hora como cualquiera para hablar con él".

La segunda: sensación de informalidad. Se sabe que alguien sabe de técnicas de marketing téte-a-téte por cómo te da la mano o cómo tiene montado su despacho. Dicen que para lograr una posición dominante en la negociación es conveniente dar la mano adelantándose al rival, y hacerlo siempre con el dorso hacia arriba, y también dicen que es conveniente mirar de arriba a abajo al contrincante, con lo que una silla alta, rígida y de gran respaldo, frente a un mullido sillón bajo para el invitado ayudan. En mi caso, mis jefes suelen establecer la posición dominante preguntándome, sea la hora que sea, si me acabo de levantar.

No se me aclaran, me dicen que no duermo nunca, y también que siempre estoy durmiendo. El mismísimo gato de Schrodinger personificado. Y extraigo del link, otra vez para los vagos: Es decir, aplicando el formalismo cuántico, el gato estaría a la vez vivo y muerto; se trataría de dos estados indistinguibles.

Publicado el viernes, 5 de mayo de 2006, a las 2 horas y 39 minutos

DECÍDANSE. Y dejen ya de engañarnos. ¿Hasta cuándo va a durar la farsa? Primero la gran innovación fueron dos, luego tres, y ahora ya vamos por cuatro. Parece de cajón que cuantas más cuchillas tenga una maquinilla de afeitar, mejor afeita. ¿Por qué nos racionan entonces LA maquinilla definitiva?¿Por qué no directamente la Gillete Mach20 o la Wilkinson Thirty?

Dejen de ocultarnos la verdad, sabemos que el proyecto existe, y que podríamos estar afeitándonos de una sola pasada hace años.

Por mi parte, anticipándome a lo que ha de venir, próximamente tengo prevista una ampliación de mejilla, no sea que me vaya a faltar cara cuando llegue el futuro...

Publicado el domingo, 30 de abril de 2006, a las 17 horas y 12 minutos

< 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 >
Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres