www.bestiario.com/mvcuc

ME DUELE SÓLO CON LEERLO. El periodista Nacho Mirás se crece en rabudo.com cuando tira de hemeroteca oral para dar cuenta de inenarrables anécdotas de un micromundo escrito en tiempo pretérito. Agárrense bien los machos y no se pierdan la última, titulada La ficción superada.

Publicado el sábado, 7 de octubre de 2006, a las 6 horas y 08 minutos

UNIVERSO LUMI. Diario de dos puteros.

Moraleja: la especialización es el futuro.

Publicado el viernes, 6 de octubre de 2006, a las 11 horas y 02 minutos

RECUERDO ESPONTÁNEO DE EL MERCANTIL. Además del garito pacense más interesante, durante aquellos días en Badajoz, con mi amigo Jaime, conocí desde el after menos recomendable hasta el bar de la hípica (sic). Nos comimos las noches y nos bebimos las tardes. Recuerdo a su padre en la cocina, cuando nos levantábamos, dándonos un discurso educativo: salir está bien, pero esto no es normal. El señor, en el fondo, tenía razón. Dos semanas en tierras extremeñas y me muero. Sería un fijo de El Mercantil, por donde se pasarán, a partir de noviembre, músicos como Josele Santiago. Badajoz es una ciudad desconcertante: el único lugar que conozco donde la gente sale de copas a las cinco de la tarde.

Hablando de bebercio y de tierras extremas y duras, la chavala lo dejó porque no podía más, lógico. Pero sigue facturando por aquí y por allá. Bebe consigue disco de oro en Italia (donde hay mucho can de tres patas), algo que también ha logrado en Colombia, Argentina y Estados Unidos, alcanzando medio millón de álbumes vendidos en todo el mundo. Ya ha cantado una pieza en el programa de Gianni Morandi, Non facciamoci prendere dal panico, pero si la cosa sigue así me imagino que habrá presiones para que se anime con una girilla por esos mundos de Mao, ¿no?

Hiperitalianismo. Una curiosidad, sin pretensión de pedantería: el último corte del segundo disco de Josele, Garabatos, es una versión de Francesco de Gregori titulada Buona notte, Fiorellino. Los créditos contienen un error, pues se apellida De Gregori, no Di Gregori. Cada vez me gusta más la interpretación del madrileño, aunque al principio me hacía mucha gracia la zeta de ringrazio pronunciada como ce hache.

Jules Uijttewaal me manda un archivo de sonido con Cardiologia, canción de De Gregori. Pienso en la cacofonía y en cómo escribir de De sin que suene mal. Me comenta que Battiato tiene dos canciones de él y yo le recuerdo aquel post titulado ¡¡Franco, Franco, Franco!! El blog de Jules, Por eso escribo sin acentos, es una de las mejores bitácoras personales que conozco. Creo que me estoy repitiendo.

Me hago la picha un lío. Jules no me ha dicho nada de que Battiato interprete dos piezas de Francesco. Lo que me comentó fue que le pareció curioso, al hilo de mi referencia trasalpina, que él mismo tenga dos canciones del romano, supongo que en su ordenador. Siempre me ha gustado la canción aquella sobre el amigo español. Creo que ya lo he contado aquí, pero es muy muy macabra: Hanno ammazzato Pablo, Pablo é vivo. Uf. Por mi parte, siempre he preferido a Fabrizio de André. Como diría mi amigo Manuel: ligas mayores.

Falha no recebimento do arquivo "01 Cardiologia.mp3" de Jules, dice el bicho. Bueno. En la foto de la izquierda, la portada de Rimmel, el disco que me robó Cañete cuando vino con La Perla a verme a Roma, mucho antes de que comenzase Mi vida como un chino. Nunca volví a comprarlo. ¿Te acuerdas, Paco?

Publicado el jueves, 5 de octubre de 2006, a las 21 horas y 03 minutos

SER ANÓNIMO. Me gusta Hopper. Me gusta Bansky.

Publicado el miércoles, 4 de octubre de 2006, a las 2 horas y 23 minutos

PAPELAS Y PAPELES. Gary Becker está a favor de la legalización de las drogas. Además de los numerosos aspectos que implica esa postura, el canoso economista considera que, si fuesen legales, la subida del precio de las sustancias dismuiría el consumo, mientras que la bajada de su valor no haría aumentar el consumo en la misma medida. Liberal convencido, económicamente hablando, el premio Nobel estima que el coste que supone el combate a la droga es enorme. Suele poner como ejemplo los dos millones de presos en Estados Unidos por delitos relacionados con ella.

Para Becker, las mayores víctimas son los pobres, que se enganchan a drogas como el crack, consideradas por él menos adictivas que el tabaco. Con la legalización, dice, sería más difícil engancharse.

Además de la legalización, el economista aboga por una mejor educacion, especialmente para negros e hispanos. Habla de los costes de la droga, como el insalvable miedo del ciudadano a caminar por las calles de Chicago o Nueva York, en los años setenta, o de Río de Janeiro, São Paulo o México D.F., en la actualidad.

Penas severas para graves delitos. Reforzar el poder policial. Y hombres de negocios controlando el negocio de la droga. La ley de la oferta y demanda. Con ello, las drogas serían más baratas y no se robaría tanto, cree él.

Becker es un tipo curioso. Además de esta visión de la liberalización (tiene coña el doble sentido), está en contra de la discriminación positiva porque va contra el sueño americano y disminuye la eficiencia. La igualdad es otra cosa (en el fondo, tiene razón; pero el problema está, precisamente, en el fondo, no en la superficie).

Capitalismo competitivo para blancos y negros. Mercado libre para yonquis y camellos encorbatados. Lo dice Becker.

Publicado el miércoles, 4 de octubre de 2006, a las 0 horas y 03 minutos

ELECCIONES EN BRASIL: VIVA EL DÍA DESPUÉS EN DIRECTO. Ha saltado la liebre. Se llama Alckmin. Échele un vistazo aquí abajo a su frenética y atropellada carrera hacia el segundo turno.


LOS CANDIDATOS, a las 12:00 horas:

Cristovam Buarque. El ex ministro de Educación de Lula raspó en el ala centrista del Partido dos Trabalhadores y se llevó un 2,64 por ciento de los votos. Podría volver a la política institucional previa alianza con Alckmin, apoyándolo en el segundo turno y optando a una cartera en un hipotético gobierno PSDB.

Heloísa Helena. La izquierda más extrema del PT y algunos desencantados con Lula le dan un 6,85 por ciento de los votos. Su futuro pasa por las listas del paro. Contradictorio sería aliarse ahora con Lula, pues la crítica y el combate de los casos de corrupción del PT fueron el arma crucial de su campaña. Imposible pactar con el PSDB, pues el núcleo de su programa se basa en el antiliberalismo y en su abajo el capital.

Alckmin. El vencedor. Fue capaz de reducir la ventaja de Lula del 20 al 7 por ciento. Durante la campaña, muchos de sus compañeros del PSDB evitaron salir en la foto con él para no verse perjudicados en sus aspiraciones, fuesen candidatos al Parlamento, al Senado o al gobierno de los estados. Sabe que cuenta con opciones en el segundo turno. Meritorio 41,64 por ciento de los votos. Si continúa su tendencia al alza, la campanada será mayúscula.

Lula. No se lo cree. Después de este vuelco electoral, sabe que puede pasar de todo el 29 de octubre, fecha del segundo turno. Con un 48,61 por ciento de las papeletas, espera que los votantes que le dieron la espalda opten por la mejor de las pésimas opciones posibles y vuelvan al redil. Lo mismo con los que evitaron pasarse por las urnas o votaron en blanco. Salvando las evidentes distancias, Le Pen también llegó al segundo turno en Francia y los socialistas se vieron obligados a darle la presidencia, mordiéndose las paredes internas de la boca, a Chirac. Ahí estará la clave. Muchos le votarán con el pañuelo en la nariz.


LAS CIFRAS DEFINITIVAS, a las 12:30 horas:

Urnas: 361.431
Urnas escrutadas: 361.427
Electorado: 125.913.479
Abstención: 21.092.277 (16,75 %)

Votos: 104.819.213
Votos válidos: 95.995.854 (91,58%)
Votos en blanco: 2.866.201 (2,73%)
Votos nulos: 5.957.158 (5,68%)

Lula (PT): 46.661.741 votos (48,61%)
Alckmin (PSDB): 39.968.167 votos (41,64%)
Heloísa Helena (PSOL): 6.575.353 votos (6,85%)
Cristovam Buarque (PDT): 2.538.833 votos (2,64%)


LOS OUTSIDERS, a las 13:00 horas:

Enéas. Saltó a la arena política defendiendo la bomba atómica con denominación de origen brasileña. Ultranacionalismo, populismo y una larga y frondosa barba. El líder del Prona se presentó cuatro veces a las elecciones y, cuando desistió, hace cuatro años, se convirtió en el diputado que obtuvo más votos en la historia del país: un millón y medio. Un clásico de Mi vida como un chino.

Francineto. Cantante folkie. Ojo, country brasileño: sombrero en ristre, en plan caipira, menudo elemento. Cuando pasaba por la sede electoral de Frank Aguiar, su nombre artístico, y veía su enorme fotón en el cartel, pensaba: ¿y éste...? Pues éste, a partir de ahora, vivirá en Brasilia. Elegido diputado federal por el PTB con 144.797 fans a sus pies.

Clodovil. Es un personaje, pero también el personaje. Aspiraba a batir el récord de Enéas. No lo consiguió, pero el estilista y presentador será el responsable de que Brasilia, como prometía, no vuelva a ser la misma. En los espacios de propaganda electoral, dijo que no era pasivo. Con sus 493.951 votos, se convirtió en el tercer diputado más votado en São Paulo. Polémica y plumas bajo las siglas del PTC.


ESCUCHADO EN RADIO CARACOL, a las 14:00 horas:

La liebre ha saltado en las elecciones presidenciales brasileñas. Geraldo Alckmin, candidato socialdemócrata del PSDB, ha conseguido forzar el segundo turno y se verá las caras con Lula el 29 de octubre.

El actual presidente, Luiz Inazio Lula da Silva, no pudo hacerse con la mitad de los votos emitidos. Seguramente, no dará crédito al sorprendente veredicto de las urnas, donde la diferencia entre ambos candidatos se ha visto reducida a siete puntos.

Si la tendencia al alza de Alckmin continúa, se prevé una emocionante disputa en pos de la presidencia de un país que ha castigado los casos de corrupción del lulista Partido dos Trabalhadores.

En los resultados de ayer, fue clave el voto emitido en el estado de Sao Paulo, bastión de Alckmin, donde fue gobernador. El sur del país lo apoyó sin concesiones mientras que el paupérrimo nordeste apostó por Lula.

Los candidatos menores Heloísa Helena y Cristovam Buarque, ex petistas embarcados en nuevas aventuras políticas, podrán inclinar la balanza en la segunda ronda. Está por ver si pedirán el voto para Lula, Alckmin o si optarán por el voto en blanco.

El socialdemócrata dijo que sudará la camisa para convertirse en la máxima autoridad de Brasil, mientras que Lula prefirió seguir cobijado en su refugio y no ofrecer declaraciones.

Desparecido, los micrófonos le esperan. Su ausencia en los debates televisivos pudo pasarle factura. Ahora tendrá que saltar a la arena política y remangarse si quiere seguir siendo el padre de los pobres, que siguieron confiando en él a pesar de una legislatura turbia y, paradójicamente, protagonizada por una política económica neoliberal.


LA ÚLTIMA CENA DE LULA, a las 16:00 horas:

Lula achaca el revés electoral al efecto boomerang del escándalo provocado por un dossier que contenía acusaciones de corrupción contra los socialdemócratas Serra y Alckmin. Piensa también que su ausencia en el debate catódico de la semana anterior le ha pasado factura. Aboga por rediseñar su campaña y buscar urgentemente el apoyo del PMDB, un partido goliat sin candidato a las presidenciales. Josias de Sousa se interna en los bastidores del poder y narra en su blog cómo se vivió el escrutinio en el Palacio de la Alvorada.


LATINOAMÉRICA OBSERVA A BRASIL, a las 16:15 h:

Margarita Rojas, reportera internacional de Caracol Televisión, anda tras los pasos de Alckmin, inesperado protagonista de las elecciones. Antes, había dedicado su atención a la cuna política de Lula, en el industrial ABC paulista, en un reportaje publicado en El Espectador. La periodista colombiana intentará entrevistar dentro de unos minutos a Alckmin, quien está a punto de dirigirse a los medios de comunicación. ¿Habrá establecido ya el tucano alguna alianza?


LULA COMPARECE POR PRIMERA VEZ, a las 16:34 h:

El todavía presidente de Brasil está hablando en estos momentos: La fuerza del pueblo han sido sus primeras palabras. En español...


GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, a las 16:38 horas:

Lula agradece el comportamiento del pueblo. El líder del PT siempre comienza sus intervenciones con kilométricos saludos a los presentes. Ahora, hace lo mismo, pero con los agradecimientos. Esto demuestra al mundo que el proceso democrático brasileño está plenamente consolidado. Discurso templado, de jefe de estado, institucional. Parece que no está hablando el candidato de un partido.


SEÑOR PRESIDENTE, POR FAVOR, a las 16:43 horas:

Se alegra por sus colegas vencedores en los estados del nordeste y le da la palabra a la prensa. Reuters le pregunta si se arrepiente de no haber ido al debate del pasado jueves: Si tuviese una bola de cristal, yo haría todo lo que me hiciese ganar votos. El siguiente debate va a ser esclarecedor. Entre dos candidatos, será más ágil. Respecto a los aliados, dice que son previsibles. Lula explica que Heloísa Helena ha dado libertad a sus votantes para votar a quien deseen.


EL DOSSIER Y EL SEGUNDO TURNO, a las 16:48 h:

Vamos a dejar a un periodista del nordeste hablar, dice Lula. La pregunta la efectúa un plumilla de la Folha de São Paulo. Caso dossier. Nunca me han oído opinar de las encuestas. Ha habido una presión de la sociedad para que hubiese un segundo turno. No hay ningún problema. No tengo un medidor para evaluar lo que debería haber hecho o no. Vamos a disputar el segundo turno con la misma fuerza que disputamos el primero.


EL MISTERIO DEL DOSSIER, a las 16:51 horas:

La prensa tiene un papel fundamental en la democracia. Ocurrió, dice Lula en relación al caso del dossier. Hay un misterio en él que me gustaría conocer. Quién arquitectó esa obra de ingeniería. Quiero que la policía sea rigurosa. La sociedad brasileña estará mejor si sabe qué ocurrió. Si esto pasase en Estados Unidos, se estaría haciendo ahora mismo una película.


LULA, PADRE DE LOS POBRES, a las 16:54 horas:

Le preguntan por su condición de abanderado de los miserables. La sociedad brasileña no acepta la diferencia de las clases sociales. Se desmarca del sambenito, pero asegurá que luchará por una redistribución de renta en las zonas más deprimidas del país.


LAS FRICCIONES EN EL CONGRESO, a las 17:00 h:

Lula tiene minoría en el Congreso. Para sacar adelante los proyectos, el PT incurrió en el escándalo del mensalão, pago de mesadas a diputados para buscar el apoyo en las votaciones parlamentarias. Políticos de numerosos partidos están implicados en el asunto. El Congreso ha actuado como siempre lo ha hecho, dice Lula, quien defiende a los miembros del PT implicados en el escándalo que se han presentado a las elecciones. Todavía no han sido, según él, condenados.


AMANTE BANDIDO, a las 17:03 horas:

Si tratas con bandidos, eres un bandido. Para mí es una cosa inexplicable. La policía mostrará a la población brasileña lo que aconteció, dice Lula en referencia a los implicados en casos de corrupción.


ENCUESTAS Y SEGUNDO TURNO, a las 17:05 h:

Se ríe ante una pregunta sobre las previsiones de voto. Aunque respete las encuestas, nunca me las tomo al pie de la letra, explica Lula, quien se muestra confiado de cara al 29 de octubre. Faltaron votos para ganar en el primer turno, pero no faltarán para ganar en el segundo. Simplemente, la victoria tardará un poco más en producirse. El presidente se despide, acompañado por su vice José Alemcar, desde el Palacio de la Alvorada.


ALCKMIN HABLA A LA PRENSA, a las 17:08 horas:

Ambos candidatos se cruzan. Lula ha terminado su intervención, pero continúa la de Alckmin. Sanidad, seguridad pública y educación, educación y educación. Un guiño: Quiero hablar con Cristovam Buarque de educación.


LAS ALIANZAS, a las 17:10 horas:

El líder socialdemócrata confiesa que Buarque y él se han llamado mutuamente. Buscamos al PDT, dice en referencia al partido de Buarque. También hablará con el PMDB.


LULA RECTIFICA. ALCKMIN ACELERA, a las 17:45 h:

Resumiendo, Lula asegura que ahora sí partipará en los debates televisivos y Alckmin reconoce que su partido ya está en conversaciones para crear alianzas de cara al segundo turno. Se rifarán el apoyo de Buarque, que podrá pedir. Lula, por su parte, ha reincidido con su tardía comparecencia, después del vacío que dejó en el programa televisivo que reunió a los candidatos más relevantes de la oposición. Su silla quedó vacía. La esperanza (para algunos) del segundo turno se realizó. Y una lágrima cayó en la arena política.


SEGUNDAS LECTURAS: ALCKMIN, a las 17:53 horas:

Alckmin se plantó ante los focos como la apuesta del PSDB para asaltar el Planalto. Llevaba todas las de perder. Serra vería así como su compañero perdía con Lula y, eliminado un competidor interno, sería el candidato socialdemócrata en 2010, con Lula ya fuera de escena. Se engaño Serra. Y, con él, todo el mundo menos el propio Alckmin.

Curiosamente, la ventaja de Lula respecto a las anteriores elecciones es mucho menor ahora. Entonces, Serra fue el candidato. Pasó al segundo turno con un escaso 23,20 por ciento de los votos. Lula obtuvo un 46,44 por ciento, también menos que ahora, pero la diferencia era mayor. Aquel primer turno del 2002 condujo a una segunda oportunidad, desperdiciada, para Serra. Lula arrasó con un 61,27 por ciento de los votos frente al 38,73 por ciento del socialdemócrata. Si nos atenemos a ello, el resultado obtenido por Alckmin en las urnas tiene un mérito doble. Ha demostrado cosas en las que nadie creía. Nadie. Sólo él.


27 DÍAS DESESPERADOS, a las 21:20 horas:

Me escriben desde Galicia para preguntarme si es bueno o malo que haya un segundo turno. Es positivo. Gane o no Lula, el contratiempo de tener que verse el último domingo de este mes con las urnas significa que parte del pueblo brasileño no ha legitimado la corrupción cultivada en tierras petistas. Una victoria rotunda de Lula equivaldría a un visto bueno al desmadre que ha vivido Brasil en estos últimos cuatro años. Nadie ha dicho que antes de Lula no haya habido irregularidades. Pero sí se puede afirmar que se han conocido menos casos.


MICROANÁLISIS ELECTORAL, a las 21:31 horas:

También me piden que explique en cuatro líneas lo que ha ocurrido en Brasil. A ver:

Lula, que aspiraba en las elecciones del domingo a cuatro años más de gobierno, tendrá que verse las caras con Alckmin en el segundo turno tras el revés provocado por los casos de corrupción en su Gobierno y el PT.


EGO NÂO TE ABSOLVO, a las 21:38 horas:

Obviamente, no se trata de un análisis, sino de un subtítulo. A mí, en cambio, me gustaría haber escrito:

La esperanza que suponía Lula fue hundiendo sus pies en el fango, lenta pero firmemente, desde que el ex líder sindical se hizo con el poder. Ha conocido la corrupción que criticaba. Este domingo, lo ha pagado caro.

Mañana más.

- La jornada electoral: escrutinios y reacciones.

Publicado el lunes, 2 de octubre de 2006, a las 13 horas y 41 minutos

ELECCIONES EN BRASIL: SIGA LOS RESULTADOS EN DIRECTO. 16:00 horas: Falta poco más de una hora para que cierren los colegios electorales en buena parte del país. Cerca de 126 millones de votantes han sido convocados a las urnas. El voto es obligatorio, pero los emigrantes del nordeste y los paulistanos del interior hacen filas en los colegios electorales para justificar que no pueden votar por encontrarse lejos de sus circunscripciones. Hace seis horas abrieron los 380.945 colegios existentes y en una hora cierran. Sin incidencias reseñables. Además de presidente, se eligen gobernadores de los 27 estados, diputados y senadores. Nos centraremos en la lucha entre Lula y Alckmin. ¿Habrá segundo turno?

18:30 horas: La inmensidad de este país hace que existan tres fusos horarios y, aunque en São Paulo los colegios han cerrado hace una hora y media, en estados occidentales como Acre aún tienen treinta minutos para emitir su voto. Por ese motivo, todavía no se pueden hacer públicos los resultados de las encuestas hechas a pie de urna. La ventaja que le lleva en el escrutinio Serra, el candidato del PSDB al estado de São Paulo, al petista Mercadante es abrumadora. El partido del candidato de la oposición a la presidencia arrasa en el área más poblada y desarrollada de Brasil. Serra, que dejó la alcaldía de la capital financiera y económica del país para aspirar al cargo de gobernador, podría sustituir a Alckmin como candidato de las próximas elecciones, suponiendo que éste último pierda hoy. Si no comete ningún error grave, Serra será el aspirante al Planalto en 2010. Entonces, ya no estará Lula y el PT, desgastado, se las verá difícil para encontrar un apóstol que sustituya al mesías.

19:00 horas: Mientras se esperan los primeros pronósticos, uno piensa en algunas anécdotas que me han llamado la atención durante estos días. Esta semana que termina, por ejemplo, el asesino confeso de su madre no pudo ser detenido porque hay una ley que impide privar a nadie de su libertad los días anteriores a unas elecciones. Mejor no imaginarse al PCC entonado.

19:01 horas: Lula podría no ganar hoy estas elecciones. Según el Ibope, el petista ha conseguido un 50 por ciento de los votos.

19:05 horas: Lula necesita la mitad de los votos más uno. La primera encuesta establece que le faltaría ese uno: se ha frenado en el 50 por ciento. Alckmin, al alza, superando las estimativas publicadas los últimos días: se encarama al 38 por ciento. La marxista Heloísa Helena tiene un 8 por ciento y el ex petista Cristovam Buarque, el 3 por ciento.

Heloísa Helena simboliza la izquierda real. Apartada del Partido dos Trabalhadores (PT) por no sintonizar con la política económica neoliberal de Lula, fundó el PSOL, socialismo y libertad. Si la mujer del puño en alto le araña más votos a Lula, éste tendría que esperar al último domingo de octubre para proclamarse vencedor en las urnas.

19:15 horas: Primeros resultados oficiales al 42,52 por ciento de los votos escrutados. Lula: 46,79 por ciento de los votos.

19:24 horas: ¿Conseguirá realmente Alckmin (y el resto de los candidatos con sus votos, por pocos que fuesen) forzar una segunda vuelta? Vistos los sorprendentes resultados, Lula se queda a más de tres puntos del ansiado 50 por ciento. Espectacularmente, Alckmin se ha calzado las botas de alpinista y, en este momento, cuenta con un 43,36 por ciento de los votos. Heloísa Helena baja al 6,61 por ciento. Cristovam Buarque, roza la anterior estimación con un 2,98 por ciento.

19:31 horas: Si bebes, no conduzcas, pero tampoco votes. Ley seca en Brasil durante la jornada electoral. Prohibido vender alcohol, en supermercado o a pie de barra. Era otra de las anécdotas que quería contar mientras esperaba resultados. Ojo, porque en un hipotético segundo turno, algunos de los votos de Heloísa Helena y Cristovam Buarque podrían ir para Alckmin y, con ello, dar la campanada. El problema de Lula es que el rechazo que genera es alto y eso podría provocar que los votantes de izquierdas descontentos del petismo (que votarían Heloísa o Cristovam) votasen al candidato del PSDB. Si el resultado final fuese éste, la perplejidad de candidatos, analistas y sociólogos sería mayúscula.

19:35 horas: Los resultados al 46,05 por ciento no suponen una gran variación. Lula crece unas décimas, pero no llega al 47 por ciento de los votos. Necesita tres puntos y pico más.

20:00 horas: Lula consigue limar diferencias con avances liliputienses. Cuando el escrutinio alcance el 70 por ciento de los votos, podremos hablar en serio, pero todo apunta a que habrá que hacer el recuento, valga la redundancia, voto a voto. Lula podría ganar por la mínima o posponer su cacareado triunfo hasta el último domingo de octubre.

20:08 horas: No he escrito nunca la palabra papeleta por culpa de la tercera anécdota que quería comentar: las votaciones son electrónicas. O automáticas. O como se diga. Tecleas el número del candidato correspondiente, sale una foto del sujeto y confirmas el voto. Es un poco lioso: primero, el presidente; después, el gobernador; luego, numerito para el senador, el diputado, el diputado estatal... Menos mal que en este país el índice de analfabetismo no parece suponer una gran preocupación para los políticos. En la práctica, digo.

20:10 horas: Alckmin lidera el sur. Lula, el nordeste. Lógico.

20:12 horas: Lula suma y sigue. Al 65 por ciento de los votos, Lula alcanza el 48,7 por ciento de los votos. Alckmin, el 41,4 por ciento. Huele a segundo turno.

20:23 horas: Hay muchos Brasiles, pero están en éste. En Roraima se ha votado a mano (qué raro suena) y en Acre no ha comenzado el recuento (y no sólo debido a que allí son dos horas menos). Pronto sabremos quién podría ser el presidente. A medianoche, cuando lleguen lentamente los votos de algunos estados del norte y nordeste, se alcanzará el escrutinio del 90 por ciento de los votos. Hasta el martes, no se sabrá a quién ha ido a para el cien por cien de los votos.

20:25 horas: Si terminase ahora el recuento, podríamos decir, aunque no lo confirmamos, que Alckmin ha sido el vencedor de la jornada, pues todos esperaban la victoria de Lula. El único que confiaba en Alckmin era él mismo. Se ha salido con la suya. Al 68 por ciento de los votos escrutados, Lula y Alckmin obtienen un 48,97 y un 41,26 por ciento de los votos, respectivamente. A partir de ahora, los resultados llegarán lentamente desde los lejanos estados de Rondonia, Roraima o Acre.

20:30 horas: Lula podrá darse con una piedra en el pecho si consigue alcanzar la mitad de los votos más uno. Está subiendo muy lentamente, por lo que si hoy no le da un infarto, puede estar tranquilo de por vida. Suyo es ya el 49,3 por ciento de votos de los brasileños. Alckmin empezó muy fuerte pero Lula le está adelantando por la izquierda. El tucano (o sea, del PSDB) tendrá que recurrir por segunda vez al photoshop para modelar una nueva sonrisa. Y no para plasmarla en otro cartel diseñado para la segunda vuelta. Tan siquiera podrá decirle un día a sus nietos que al abuelo le falto un pelo para ser presidente del país.

20:55 horas: De infarto. A Lula le falta el 0,62 por ciento para ser reelegido como presidente de Brasil.

20:57 horas: Escrutado el 76,10 por ciento de los votos, Lula obtiene el 49,39 por ciento de los votos. Le sigue Alckmin, con un meritorio 40,88 por ciento.

21:01 horas: Los detractores de Lula pueden aferrarse a un dato que seguramente pasará bastante desapercibido. El Tribunal Superior Electoral considera que, con un 70 por ciento de los votos, los resultados son casi reales. Bien. Lo que ocurre es que en el estado más poblado del país, São Paulo, el escrutinio va a paso de tortuga. Todavía no ha alcanzado el 40 por ciento. Hay que recordar que Alckmin fue, hasta proclamarse candidato del PSDB a las elecciones, gobernador del estado más próspero del país. Aquí, el voto es suyo. Y faltan muchos por contar.

21:02 horas: Lula: 49,58 por ciento de los votos. Uf.

21:08 horas: El paternalista líder del PT no le está robando los votos a los ex petitas Heloísa Helena (6,64 por ciento) y Cristovam Buarque (2,82 por ciento). Los rasguños lucen en la jeta de Alckmin, arañado por la roja garra del barbudo.

21:09 horas: Encontrados los primeros cuerpos del siniestro aéreo en el Amazonas.

21:10 horas: Alckmin obtiene el 40,69 por ciento de los votos con el 76,56 de los votos escrutados. Lula se mantiene en el 49,58 por ciento de los votos.

21:13 horas: Sonrío: un analista político dice en la Globo que del resultado en Sao Paulo podría depender el resultado de las elecciones. Cita el caso de Fernando Collor.

21:19 horas: En cambio, si no tenemos en cuenta el estado de São Paulo, bastión del Alckmin, uno estima que todo está perdido para el tucano. Lula sube un 0,1 por ciento y consigue el 49,6 por ciento. Al líder del PSDB le sucede lo contrario: baja hasta el 40,59 por ciento.

21:23 horas: A Lula le gusta utilizar símiles futbolísticos para hablarle al pueblo. Perfecto. No tanto que un profesor universitario haga lo mismo para exponer sus opiniones: en caso de llegar a un segundo turno, dice, podría ganar el que jugó bien los últimos quince minutos. Como sucede en la prórroga de un partido de fútbol. Verde y rectangular: claro.

21:30 horas: Ojo: Lula baja el 0,4 por ciento con el 82 por ciento escrutado.

21:33 horas: El actual presidente de Brasil mete así el freno de mano a medio punto de su objetivo. Un 49,56 por ciento de votos obtenidos que le hará sufrir. A él y a 180 millones de brasileños.

21:43 horas: Elecciones después de una crisis institucional. Varios casos de corrupción graves o gravísimos hacen perder la confianza del elector en el político. Si lo publicado en los periódicos en los últimos días no moviliza al electorado, ¿qué hará falta? Mejor no buscar ejemplos al otro lado del charco. En todo caso, habrá que ver los resultados finales para ver si los votantes realmente cambiaron su intención de voto después del escándalo del dossier, uno entre tantos (no tengo tiempo para enlazar, pero buscando en google Lula dossier o Brasil dossier estoy seguro que no habrá ningún problema).

21:48 horas: Con el 85 por ciento de los votos escrutados, Lula baja un pelín y se enfrenta a un segundo turno. El actual presidente se queda en el 49,32 por ciento de los votos. Alckmin sube lo que pierde Lula: 40,86 por ciento de los votos para el tucano.

22: 15 horas: Una lucha voto a voto. Lula sigue a la baja y Alckmin, al alza: 49,28 y 40,95 de los votos, respectivamente. Lo escrito antes: São Paulo forzará el segundo turno.

22:27 horas: El brasileño tiene ganas de conocer mundo. O de buscarse la vida. Visado de turista, rumbo Londres o Nueva York. Semanas después: brasileño, ilegal. En otros casos, contratos de trabajo temporales. De ida y vuelta. Frecuentemente en temporada alta. En los parques de atracciones, se habla portugués. Mayormente, detrás de los mostradores. En Estados Unidos, los brasileños le han dado su confianza a Alckmin, que recogió 2.556 papeletas. Lula, casi mil menos: 1.676 votos. El tucano venció en las 35 urnas electrónicas del colegio electoral de Nueva York, que abarca los estados de Connecticut, Delaware, Nueva Jersey, Pennsylvania y Nueva York.

22:32 horas: Cifra simbólica: ya se ha escrutado el 90 por ciento de los votos. Para Lula, el 49,34 por ciento. Para Alckmin, el 40,79 por ciento. Pase lo que pase, el abultado resultado del socialdemócrata merece una reflexión de cara al hipotético segundo turno: ¿será capaz de asimilar los votos de los descontentos de la izquierda, que han votado a Heloísa Helena y Cristovam Buarque, o precisamente serán ellos los que desanden sus pasos para acudir al rescate de su antaño líder?

23:15 horas: El PT se lleva el deprimido estado de Bahía, mientras que el PSDB amarra los de São Paulo y Minas Gerais. Río de Janeiro y Río Grande do Sul irán a un segundo turno.

23:21 horas: Desde hace media hora, el escrutinio no se mueve. Lula sigue anclado en el 49,12 por ciento y Alckmin se atrinchera en el 41,07 por ciento. Una cifra que no deja de sorprender si tenemos en cuenta que no hace mucho las encuestas pronosticaban una diferencia entre ambos de veinte puntos.

23:25 horas: Aunque algún votante suelto pueda depositar su voto en la otra orilla, Alckmin sabe que la marxista Heloísa Helena no lo apoyará en la segunda ronda. Expulsada del PT por posicionarse en contra de la política económica neoliberal de su anterior partido, los votos recabados bajo las siglas de su nueva aventura política se debieron a su feroz oposición a Lula y al mensaje de que ella representa la izquierda real. No tendría sentido, dada su actitud frontal, prestarle sus papeletas a Alckmin, encarnación del neoliberalismo clásico a pesar de que su partido, el PSDB, lleve grabado a fuego aquello de socialdemócrata.

23:28 horas: Atención, Lula baja.

23:33 horas: Batacazo. Lula le dice adiós a la barrera psicológica del 49 por ciento de los votos, a un punto de la mayoría y del sillón presidencial. El líder del PT pierde apoyos y baja hasta el 48,91 por ciento de las papeletas. Alckmin mira hacia arriba: 41,30 por ciento de los votos. También tiene los ojos puestos en el estado de São Paulo, donde falta por comprobar para quién será el 9 por ciento de los votos que falta por escrutar.

23:38 horas: Comienzan las estrategias en pos de las alianzas. El PSDB podría montar un frente por la ética (en cursiva, en cursiva). Ingenuo sería si Alckmin contase con el apoyo manifiesto de Heloísa Helena, pero sí que podría esperar algo del ex ministro Cristovam Buarque. Otra cosa es que el también ex gobernador del distrito federal de Brasilia se los pase. Lula se desprendió de él en una de las remodelaciones de su gabinete, mediada la legislatura, y dejó a medias su proyecto al frente de Educación. Se buscó un nuevo partido, el menor PDT (Partido Democrático Trabalhista), e hizo del estudio y la formación su eslogan. Sigue representando postulados progresistas, pero la promesa de un sillón y una cartera podrían acercarle a los tucanos. Gane quien gane el 29 de octubre, fecha prevista para el segundo turno, tendrá una ardua labor por delante. Dar para recibir. Formar gobierno. Sacar adelante las leyes. No caer en la tentación. Amén.

23:48 horas: Hagamos recuento escrutado el 98,06 por ciento de los votos, puesto que las papeletas de algunas zonas aisladas del país llegarán a cuentagotas, quizás incluso hasta el martes. Veamos:

- Lula (PT): 48,79 %

- Alckmin (PSDB): 41,43 %

- Heloísa Helena (PSOL): 6,85 %

- Cristovam Buarque (PDT): 2,64 %

- Otros: 0,26 %

23:57 horas: Serra se dirige a los suyos y a la prensa. No se escucha nada. Cortan la transmisión. El ex alcalde de São Paulo por el PSDB traicionó a sus votantes y, al contrario de lo que había prometido, dejó la alcaldía para presentarse al gobierno del estado de São Paulo. Ha ganado con una amplia ventaja.

00.02 horas: Serra, con jersey de pico, ofrece sus primeras declaraciones: El pueblo de São Paulo dice sí a la campaña limpia, a nuestra biografía y a nuestras propuestas.

- Ahí, profesor -se escucha entre el público.

El flamante gobernador del PSDB dice que apuesta por un gobierno popular y social, volcado con los que más lo necesitan. Con los más vulnerables y necesitados. Aboga también por el desarrollo de la producción industrial y el empleo. Por la justicia social. Vamos a formar un gobierno popular que respete la responsabilidad fiscal, que comienza por combatir el déficit pero que significa también gastar bien el dinero. Serra asegura que hace falta mucha responsabilidad para gobernar São Paulo y añade que necesitaremos mucha prudencia, apoyo, corrección y un equipo de primera línea.

- Valeu, profesor.

El que grita es el mismo.

00:06 horas: Ya es oficial. El presidente del Tribunal Superior Electoral, Marco Aurélio de Melo, acaba de hacer público que va a haber segundo turno.

00:06 horas: Primeras bombas de palenque.

00:17 horas: Me gustaría ver la cara de Serra en privado. El ex alcalde de São Paulo y, desde hoy, virtual gobernador fue el anterior candidato a las elecciones presidenciales. Se las arrebató Lula. Tres años y medio después, y a pesar del desgaste del PT y de los casos de corrupción, Lula se perfilaba como el vencedor en las futuras elecciones de octubre. O sea, éstas. Las encuestas de entonces pronosticaban un respaldo notable a Serra en caso de que fuese el candidato del PSDB. Alckmin, desconocido en buena parte del país, era la otra opción.

Explicar que Serra era más popular debido a su paso por los ministerios de Planificación y Salud con Fernando Henrique Cardoso. Decir que Alckmin tenía porte aristocrático, perfecta dicción y apellido de difícil pronunciación para un Brasil (hay muchos) analfabeto y sin formación.

Sin embargo, a pesar del perfil más campechano de Serra y de las preferencias por él que reflejaban las encuestas, Alckmin resultó finalmente elegido por el tucanato. Los líderes del PSDB mandaban a Geraldo al matadero. Ése fue el nombre que lució en los carteles electorales, lo que tiene su coña. Las encuestas durante estos meses reflejaban una diferencia entre Lula y él del 20 por ciento. Serra pensaba ya en el 2010. Tres años y medio como gobernador de São Paulo. Seis meses antes, me retiro y me presento como futurible presidente. Ha hecho lo mismo ahora, dejando la alcaldía.

Todo ha funcionado a la perfección, pero no contaba con el efecto Geraldo, que ha logrado forzar el segundo turno. ¿Y sí gana Alckmin el 29 de octubre? Serra no podrá tirarse de los pelos sólo por una razón: su calvicie.

00:22 horas: Con el 99,20 por ciento de los votos escrutados, Lula sigue bajando (48,65 por ciento de los votos) y Alckmin, subiendo (41,58 por ciento).

00:23 horas: Voy al segundo turno con opciones. Vamos a sudar la camisa. Alckmin se dirige a los brasileños.

00:37 horas: Los micrófonos se arremolinan frente al rostro del candidato del PSDB. Sosegado. Tranquilo. Alckmin haría un buen rey, pero el hecho de que la sangre no le fluya lo suficientemente rápido por las venas hacía pensar que difícilmente podría funcionar como contrincante de Lula. Analistas, periodistas y sociólogos se han equivocado. Matías Bruñulf, también. Llega con fuerzas a la segunda vuelta y goza del beneficio del factor sorpresa, el que le ha permitido prolongar la agonía durante un mes mas. Habla Alckmin: Nuestra campaña va a tratar de las cosas que interesan a Brasil. Puede ir mejor y tener un gobierno ético y eficiente para que Brasil crezca. Ése es nuestro desafío, dice el tucano, para quien Brasil debe ser el primer país de América Latina y no el último. Por cierto, ¿la agonía de Alckmin o la de Lula?

00:45 horas: Alckmin ha vencido en once estados de veintisiete. Lula...

1:03 horas: Eduardo Suplicy renueva como senador por ocho años. Al comienzo del recuento, parecía que no iba a ser así, pero afortunadamente fue un espejismo. Suplicy, político honesto, es la conciencia del PT y su elección es acogida positivamente por petistas y no petistas, algunos de los cuales habrán votado al PSDB en todas las elecciones menos en la de senador.

1:07 horas: Alckmin termina el recuento al alza, al contrario que Lula. Al 99,89 por ciento:

- Lula (PT): 48,60 %

- Alckmin (PSDB): 41,63 %

- Heloísa Helena (PSOL): 6,85 %

- Cristovam Buarque (PDT): 2,65 %

- Otros: 0,27 %

1:13 horas: También ha sido elegido como senador Fernando Collor, nada que ver con un señor como Suplicy. ¿Recuerdan al chaval?

1:39 horas: Los votos en el estado de São Paulo han sido determinantes para que Alckmin forzase el segundo turno: 54,67 por ciento de los votos para él y 36,36 por ciento para Lula. Además de la hegemonía del PSDB en la capital económica y financiera del país, se ha manifestado en el sur y, así, ha vencido en Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul. El centro-oeste también fue suyo: Brasilia, Goiás, Mato Grosso y Mato Grosso do Sul. El tirón del reelegido gobernador Aécio Neves ha impulsado la victoria en Minas Gerais. Tres estados del norte también fueron para el tucano.

1:40 horas: ¿Dónde está Lula?

1:43 horas: Suplicy cumplirá 24 años en el Senado. En la cámara, un peculiar compañero de escaño: Fernando Collor, que le ha robado el escaño por el estado de Alagoas a Heloísa Helena. La marxista tiene que dejar la plaza al ex presidente antes de final de año y su infructuosa lucha contra las aspas del molino la llevará al paro.

1:44 horas: Ya ha sido escrutado el 99,95 por ciento de los votos:

- Lula (PT): 48,61 %

- Alckmin (PSDB): 41,64 %

- Heloísa Helena (PSOL): 6,85 %

- Cristovam Buarque (PDT): 2,65 %

- Otros: 0,25 %


2:10 horas: Poco más se va a saber esta madrugada. Lula no ha dado señales de vida. El resultado no publicado de mi encuesta informal a los taxistas paulistanos se ha cumplido: Alckmin recibe una sorprendente masa de votos que podrían proporcionarle el pasaporte hacia el cielo. Ahora mismo, el socialdemócrata tiene que estar en una nube. Si gana en la segunda vuelta, lo tendrá más fácil para gobernar que Lula. Pero antes habrá que establecer alianzas porque todavía queda un duro mes por delante. El 29 de octubre se celebrará el inesperado segundo turno y, entonces, podría saltar la sorpresa.

3:06 horas: Los votos del mundo perdido han llegado antes de lo previsto. Al 99,99 por ciento de los votos escrutados:

- Lula (PT): 48,61 %

- Alckmin (PSDB): 41,64 %

- Heloísa Helena (PSOL): 6,85 %

- Cristovam Buarque (PDT): 2,64 %

- Otros: 0,26 %

Publicado el domingo, 1 de octubre de 2006, a las 20 horas y 51 minutos

< 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 >
Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres