www.bestiario.com/letras

ME ESCRIBEN. Hoy me escriben 20 admiradores: Darrel, Efren, Israel, Christine Alford, Stacy, Carri Hebert, Royal VIP Casino, Roger Washington, Harrier O. Acosta, Gregory, Perry, Liz Diaz, Kali Damian, Sun, Stevie, Krause, Curtis, Max Christian, James, Evelina F. Sexton. Me ofrecen, entre otras cosas que ya sabéis, "impeccable cerebral", "God voice", "Replica watches".

Les agradezco sus ofrecimientos. Pienso en que se podrían utilizar bastantes de esos nombres para una buena novela (el viajante Harrier O. Acosta...). Borro los mensajes sin leerlos, pero me queda la duda de qué habría sido de mi vida futura si hubiera aceptado un "impeccable cerebral".

Nostalgias de la Red.

Publicado el martes, 6 de febrero de 2007, a las 8 horas y 34 minutos

CÓCTEL. Leo Ácido sulfúrico de Amélie Nothomb y disfruto.

Un buen día se producen en la ciudad redadas de ciudadanos que son introducidos en vagones de ganado y enviados a un campo de prisioneros. ¿Son delincuentes? No: van a ser los protagonistas de un Gran Hermano siniestro. El programa televisivo Concentración trata de reproducir los sufrimientos de los campos nazis de exterminio, poniéndolos a través de las cámaras al servicio del morbo del espectador. Los medios de comunicación enseguida ponen el grito en el cielo, contribuyendo a que el programa alcance índices increíbles de audiencia.

No es un juego. Todos los días son enviados a la muerte a los más ancianos, los más desnutridos, los perezosos. Enseguida surgirá la heroína del programa, Pannonique, una chica íntegra que enseguida comprende que la vileza del programa no reside en sus organizadores sino en el escandalizado público.

No cuento más. Nothomb escribe como escribimos en los blogs: en un tono lacónico, cortante, cómplice.

El ácido sulfúrico es uno de los componentes de los cócteles Molotov. Esta novela sí que es una bomba.

Publicado el lunes, 5 de febrero de 2007, a las 8 horas y 29 minutos

SENCILLOS COMO PALOMAS. Estaba leyendo la crónica del Sevilla-Betis cuando, por uno de esos extraños saltos de la mente, me asaltó la duda. ¿Cómo se llama el actual presidente chino?

¿Ho o Hu?
¿Hu u Ho?

Wikipedia lo deja claro: es Hu. Y ni siquiera es Hu, sino en chino simplificado: 胡锦涛 y en chino tradicional: 胡錦濤.

Si os fijáis, el chino simplificado parece (sólo digo "parece") más complicado que el tradicional, y desde luego más largo que el simple Hu.

¿O era Ho?

Publicado el sábado, 3 de febrero de 2007, a las 9 horas y 39 minutos

LIMPIA, FIJA. Nunca entendí la expresión sin solución de continuidad. Haríamos un gran bien al idioma si la desterráramos de la faz de la tierra.

Propongo torpedearla utilizando variantes malévolas:

& con solución de continuidad
& con continuidad solucionada
& sin continuidad ni solución
& la solución está en la continuidad
& continúa solucionando la sin con
& sin con sol de tinuidad

Me pierdo.

Publicado el viernes, 2 de febrero de 2007, a las 8 horas y 25 minutos

NO SÉ En mis tiempos de profesor de Sociales (¡sí, lo confieso, fui profe de Sociales!), había un niño que siempre contestaba lo mismo a cualquier pregunta:

-No sé.

La pregunta podía ser de Sociales o simplemente de qué tal se encontraba. Siempre lo mismo:

-No sé.

No decía exctamente "no sé" sino "nu sé", que quedaba todavía más enigmático. Aquel niño o era un sabio o era idiota.

En la duda, le puse sobresaliente.

Publicado el jueves, 1 de febrero de 2007, a las 8 horas y 32 minutos

RON ALDO. Ronaldo se fue y agradeció el apoyo de todos los entrenadores "menos uno". Depués, tan pancho, voló en avión privado a Milán, donde le esperaban con los ronaldos abiertos.

A estos ricachones se les perdona todo, hasta el avión privado, hasta la isla que han adquirido con sus goles. Es el precio que pagamos por poder insultarles a gusto cuando hacen una anchoa.

Qué buenas las anchoas de Santoña.

Publicado el miércoles, 31 de enero de 2007, a las 8 horas y 28 minutos

EL AIRE DE UN CRIMEN. En la librería, guardo cola para preguntar por un libro. Delante mío (de mí, de mí) una mujer pregunta por la Anábasis.
-¿Con una o con dos eses? -pregunta la dependienta.
-Una, una.
-A ver... Basis, Basis... No me da nada...
-No. Es todo junto.
-¿Todo junto? Qué raro. A ver... No hay ningún autor que se llame Ana Basis todo junto. Ni separado (y suelta una risita).
-¡Jenofonte! -digo yo, en plan de ayudar.
-¿Qué es Jenofonte?
-El autor. Jenofonte es el autor. Y su obra es la Anábasis.
-¡Acabáramos! -dice triunfante la dependienta mientras teclea. Y con aire de triunfo: ¡Lo tenemos!

Nos abrazamos todos y me voy sin preguntar por la familia de Pascual Duarte, menudo lío buscarla a toda.

Publicado el lunes, 29 de enero de 2007, a las 8 horas y 25 minutos

< 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 >
Ilustración de Toño Benavides
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
  
  





Bitácoras de Bestiario.com:
Afectos Sonoros | Cómo vivir sin caviar | Diario de una tigresa
El mantenido | El ojo en la nuca | Fracasar no es fácil
La cuarta fotocopia | La guindilla | La trinchera cósmica
Letras enredadas | Luces de Babilonia| Mi vida como un chino



© Bestiario.com 2004
bestiario@bestiario.com

Un proyecto de TresTristesTigres